Beatriz Artolazabal

Envío de cartas a iritzia@deia.eus - Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Leo en DEIA que la CAV ha recibido 1.024 migrantes “en tránsito” (en menos de mes y medio, desde que se abrieron los albergues para acogerlos). En vez de pagarles el viaje a Francia o Alemania -¿no esallí adónde quieren ir?-, Beatriz Artolazabal ha decidido ampliar de tres a cinco días su estancia en los albergues. Cuanto más les ayuden a llegar aquí, y a vivir aquí, más hacen que los inmigrantes se olviden del tránsito. Después de dos años de empadronamiento aquí, reciben la RGI, ayudas en el alquiler de vivienda, y ayudas también por cada hijo. Donde más ayudas de todo el Estado reciben los inmigrantes es aquí. Con ese efecto llamada no me extraña que quieran quedarse aquí. No solo son los africanos, sino, principalmente, los centro y sudamericanos. Que se queden los inmigrantes en otras partes del Estado, pero no aquí, donde los vascos con los dos primeros apellidos vascos en la CAV y Nabarra son el 21,3% (Estudio de José Aranda Aznar, año 1991). Si sigue así el Pueblo Vasco, la Etnia Vasca, desaparece. Si por racismo se entiende que para Sabino Arana la pervivencia de la etnia vasca -lo que él llamaba raza- era lo primero después de Jaungoikoa, sí, Sabino sí era racista. Pero si por racismo se entiende que quisiese invadir, sojuzgar y aniquilar otras etnias, no, no era racista. Sabino no podía ser racista en el sentido hitleriano de la palabra, su religión se lo impedía. Señora Artolazabal, ¿es usted sabiniana? En caso contrario, ¿qué pinta en el Euzko Alderdi Jeltzalea?

Secciones