campeonato de europa de contrarreloj

En el último suspiro

63 centésimas separa a Jonathan Castroviejo de Campenaerts, oro en el Campeonato de Europa de crono

Mikel Reina - Jueves, 9 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Un suspiro. Una pedalada más. Lanzar la bicicleta en el último metro. 63 centésimas. Eso es lo que le separó a Jonathan Castroviejo ayer de la medalla de oro en el Campeonato de Europa de contrarreloj. Victor Campenaerts revalidó su título de mejor hombre frente el crono en el Viejo Continente. Les acompañó en el podio Max Schachmann, bronce. “Esto es ciclismo, al final las carreras son así, a veces se gana y otras veces se pierde”, asumió el vizcaino tras ver cómo le adelantaba el belga.

No pudo ser. A pesar de aterrizar en Glasgow como uno de los máximos favoritos, el getxotarra se tuvo que conformar con la segunda posición. Ya lo dijo el ciclista del Sky antes de la prueba: “El recorrido se me puede dar bastante bien, aunque siempre tenía dudas por ver cómo iba a responder después del Tour de Francia”. Los corredores no contaban con un factor inesperado y muy decisivo: la lluvia. Tampoco es de extrañar que en Escocia llueva en pleno verano, se parece a Bilbao. Castroviejo debería estar acostumbrado. “Yo creo que he perdido la crono al final, en parte por la lluvia. Tampoco quería coger demasiado riesgos por miedo a caerme”, analizó.

El comienzo fue esperanzador. Castroviejo marcó el tercer mejor tiempo en el primer punto intermedio, en el kilómetro trece, a diez segundos de Yves Lampaert. Además, Campenaerts no tuvo un buen arranque, perdía nueve segundos respecto al vizcaino. Pero las cosas no son como empiezan, sino como acaban. Ambos rodadores, especialistas en la lucha contra el crono, entraron en calor. Lucha frente a frente entre los campeones. En 2016 cuando el getxotarra se colgó la medalla de oro, el belga fue segundo. Al año siguiente en Herning (Dinamarca), Campenaerts aprovechó la ausencia del vasco para coronarse en una ajustada batalla con Maciej Bodnar y Ryan Mullen. Ayer fue su segundo asalto por el cetro europeo.

Los dos campeones fueron de menos a más en la contrarreloj. En el segundo punto de referencia, Castroviejo marcó el mejor tiempo, con Campaerts en segunda posición. Todo se iba a decidir en el último tramo. Un cara a cara entre el aspirante vasco y el campeón belga. El corredor del Sky fue el primero en cruzar la línea de meta: 53 minutos y 39 segundos. Líder provisional en la contrarreloj. Por unos instantes Castroviejo volvía a ser campeón de Europa. Pero era el momento de la verdad, llegaba a meta Campenaerts como un avión. Con la lengua fuera y tirando de todo su cuerpo llegó al parque Glasgow Green. 63 centésimas mejor que el getxotarra, cuya imagen en la televisión lo decía todo, cara de lamentación al ver que no volvía a ser campeón continental. Vio cómo el belga le arrebataba su ansiada medalla de oro en la última pedalada, en el último suspiro. “Lastima que se haya escapado por menos de un segundo, pero aún así estoy contento con mi rendimiento, me he encontrado bastante bien”, se lamentó. Les acompañó en el podio Max Schachmann que le arrebató la medalla de bronce a Yves Lampaert.

Clasificación

1. Victor Campenaerts 53:38

2. Jonathan Castroviejo a 0, 63”

3. Max Schachmann a 27”

4. Yves Lampaert a 30”

5. Alex Dowsett a 35”