ESTÁ CONSTRUID EL CASCO

La Naval comunica al armador su disposición a terminar la draga

En estos momentos el casco es propiedad de los bancos, que devolvieron los avales al armador holandés

La dirección de La Naval ha comunicado a los representantes del armador holandés Van Oord su disposición a terminar en el astillero de Sestao la draga "Vox Alexia", de la que se ha construido ya un 30 por ciento, han informado fuentes sindicales.

EFE - Jueves, 9 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 20:30h.

BILBAO. Ha sido el primer encuentro de una serie que se prevé larga: la siguiente cita será el próximo día 14 en Rotterdam, la sede de la empresa del armador.En la cita de hoy los responsables del astillero han entregado al armador un informe sobre el estado de construcción del barco -hasta ahora se ha construido el casco- y los trabajos que se realizarían para terminarlo.Tras la reunión con la delegación del armador, el administrador concursal ha explicado a los sindicatos que irá a la reunión del martes en Rotterdam "con la intención de empezar a negociar las condiciones de la reanudación" de la construcción, ya que "da por hecho que el armador va a aceptar terminarla en las gradas de Sestao", sin llevarla a otro astillero.No obstante, se espera que las negociaciones duren varias semanas, incluso hasta octubre. Hace unos meses el armador expresó su intención inicial de aceptar concluir el buque en Sestao, pero se inicia ahora otra fase para negociar el precio que paga por los trabajos que quedan por hacer y el plazo de finalización.En estos momentos el casco es propiedad de los bancos, que devolvieron los avales por valor de 42 millones de euros al armador holandés. Van Oord había adelantado este dinero para la construcción de la draga en La Naval, pero ejecutó los avales al no haberse construido el barco.El armador deberá llegar a un acuerdo con los bancos para la recompra del casco de la draga que ahora mismo es propiedad de las entidades financieras -se supone que la parte más "fácil" puesto que a los bancos no les interesa el casco- y paralelamente con el astillero para decidir si sigue su construcción en La Naval y a qué precio.