39 casos en el primer semestre del año

Las denuncias por violación crecen un 22% en Euskadi

Los ediles Oskoz, Burutaran, San Pedro, Albistur, Goia, Agirrezabalaga, Martin, Murguiondo e Insausti, ayer en la presentación de la campaña antiagresiones en fiestas.

El aumento se registró en el primer semestre del año al sumar 39 casos Los delitos contra la libertad sexual también suben un 29% al haberse producido 319 delitos contra mujeres

Alberto G. Alonso - Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Las denuncias por violación se incrementaron un 22% en Euskadi durante el primer semestre del año con respecto al mismo periodo de 2017 al registrarse un total de 39 casos.

Un aumento preocupante al que se suma también la subida de las denuncias ante la Ertzaintza y las Policías Locales de los delitos contra la libertad sexual. En concreto, y también desde enero a junio pasados, se tuvo constancia oficial de 319 acciones de este tipo contra las mujeres, lo que supone un 29% de crecimiento con respecto al mismo semestre del pasado año.

Estos datos fueron facilitados ayer por la edil de Igualdad del Ayuntamiento de Donostia, Duñike Agirrezabalaga, durante la presentación de la intensificación de la campaña contra las agresiones sexistas para la Semana Grande donostiarra, que empieza mañana. Además de recordar que hasta junio pasado en el Estado fueron asesinadas 56 mujeres, indicó que en el territorio de Gipuzkoa las violaciones se incrementaron un 8% con 13 casos en el citado periodo, mientras que las agresiones sexuales aumentaron un 26%, con 92 delitos contra la libertad sexual. En Donostia el incremento de los delitos sexuales fue del 43%, con un total de 30 denuncias.

Unas cifras serias con las que se quiere pone en un contexto de crudeza la campaña que se lanza en Donostia contra los ataques a las mujeres en las próximas fiestas, una dinámica que en Bilbao también se han tomado en serio desde hace unos años.

en fiestas La presión social contra los acosos y delitos sexuales es cada vez mayor y las autoridades echan el resto para que las fiestas populares, escenarios más proclives a estas acciones, finalicen con el menor número de ataques posibles.

El alcalde donostiarra, Eneko Goia, y la concejala de Igualdad, Duñike Agirrezabalaga, acompañados por representantes de todos los grupos municipales, guardaron ayer un minuto de silencio en rechazo a los abusos sexuales sufridos el miércoles por una mujer en la capital guipuzcoana. Un hombre de 35 años, que cuenta con antecedentes policiales, fue detenido acusado de hacer tocamientos de índole sexual a esta mujer, que se encontraba en compañía de su pareja en la Parte Vieja de la ciudad.

Goia explicó que este año desde el Ayuntamiento se ha decidido “insistir” para el lema de la campaña “en una cuestión de actualidad como es el tema del consentimiento explícito como respuesta a la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra respecto a los integrantes de La Manada”. Además, recordó que está “en manos de todos desterrar” las agresiones machistas y se ha querido lanzar “en alto” el mensaje de que, “si no hay sí, es no”, con el objetivo de que las fiestas se desarrollen con “normalidad y alegría”.

Por lo que respecta a Bilbao, las mujeres que lo deseen se podrán sentir un poco más seguras gracias a la nueva aplicación de los teléfonos móviles que ya se pueden descargar desde el pasado 1 de agosto. AgreStop/EraStop, es un app gratuita que tiene como objeto avisar de una agresión, tanto como víctima o como testigo;ya que quien pulse el botón de la app enviará una señal inmediata que advertirá a la Policía Municipal de su geolocalización. De ese modo, posibilitará que los agentes acudan rápidamente en su ayuda ya que el aviso se realiza sin necesidad de una llamada por teléfono a la policía.

Nueva aplicación en el móvil Esta nueva fórmula antiagresión será uno de los elementos que el Ayuntamiento presente la próxima semana dentro del paquete de medidas a tomar con el objetivo claro de lograr que Aste Nagusia sea un espacio festivo libre de agresiones sexistas. Además, este año, Marijaia estrena una nueva imagen. La reina de las fiestas bilbainas mantiene su mano extendida como muestra de rechazo a las agresiones. El mensaje No, es no-Ez beti da ez cobra protagonismo al estar escrito en su mano y aparecer en primer plano. En el fondo de la imagen, multitud de manos de menor tamaño simbolizan la implicación de la ciudadanía en contra de cualquier tipo de ataque y como una apuesta por la diversidad y la igualdad. “Detrás de cualquier No es no-Ez beti da ez debe estar la implicación social y colectiva de toda la ciudadanía”, han indicado desde el Ayuntamiento de Bilbao.

También se están instalando en puntos calientes del recinto festivo de la villa, y de otras zonas donde hay citas multitudinarias, varias cámaras de seguridad que permitan mantener una vigilancia mayor de cara a evitar que los que puedan caer en la tentación de practicar cualquier ataque sexista sepan que pueden ser grabados. Una opción tecnológica que también ayuda a la investigación posterior en caso de que se consume el ataque.

Secciones