clave en el filial

La fijación Iñigo Vicente

Varios clubes de segunda división han sondeado una posible cesión del de Derio, opción que desactivan el Athletic y el propio jugador, clave en el filial

Pako Ruiz - Sábado, 11 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. Eduardo Berizzo dio el pasado 22 de julio una de esas noticias que pilló por sorpresa a muchos. Incluso al propio protagonista. Iñigo Vicente (Derio, 6 de enero de 1998) era uno de los descartados, junto al también canterano Iñigo Muñoz, y se quedaba fuera de la expedición a la concentración de Holanda una vez disputados por parte del Athletic los dos primeros amistosos de la pretemporada, en Amorebieta y Barakaldo. El anuncio lo encajó a las primeras de cambio como un auténtico mazazo, sobre todo porque en esos citados encuentros había ofrecido buenas sensaciones, con mención especial a una acción individual que culminó en gol Unai López en Urritxe. Vicente, uno de los cachorros más entonados durante el curso pasado en el Bilbao Athletic, estaba decidido a dar que hablar, pero el argentino se inclinó por otro tipo de gestión y dejarle de nuevo en el filial de Gaizka Garitano de cara a que coja más músculo competitivo.

El derioztarra ya ha asumido el escenario actual. Le toca no bajar la cabeza y demostrar, a sus 20 años de edad, que puede tener un hueco en el primer equipo más temprano que tarde. Lo cierto es que el momento de Iñigo Vicente no ha pasado desapercibido lejos de Bilbao. El delantero vizcaino, un jugador de perfil único y que tiene metido el fútbol entre ceja y ceja, ha despertado el interés de varios clubes de la Liga 1/2/3, que le han llegado a sondear y que han tocado las puertas del Athletic sobre la posibilidad de llevar a buen puerto una hipotética cesión, movimientos que se han quedado, sin embargo, en esporádicos contactos, porque a día de hoy ni la dirección deportiva ni el propio jugador se plantean una salida. El plan radica en que Vicente acentúe su progresión en el Bilbao Athletic y se encuentre en condiciones de estar a disposición de Berizzo si las necesidades de futuro del primer equipo así lo reclaman.

Iñigo Vicente tiene cierto caché. Firmó un papel notable en el primer ejercicio en el banquillo del filial de Garitano, aunque en los inicios no tuviera el protagonismo que habría deseado. El play-off de ascenso, en el que el Bilbao Athletic no pudo pasar la primera eliminatoria ante el Villarreal B, acentuó su rol y fueron varios los clubes que le cogieron la matrícula. El Mallorca, que sí consumó su retorno a la categoría de plata, es uno de los que le han tenido en su agenda, aunque se ha quedado en un solo amago, como también ha ocurrido en los casos de otras entidades, que han conocido que el jugador no se movía de Bilbao. El Tenerife de Joseba Etxeberria también manejó su nombre, pero el hecho de que no se aseguraba que la operación se consumara dirigió su objetivo en una dirección diferente, hasta el punto de que la llegada de Nano, procedente del Eibar, al conjunto chicharrero desactivó cualquier opción del rojiblanco.

El escaso recorrido del de Derio con el primer equipo en la pretemporada le ha llevado a cambiar de chip. Iñigo, que tiene contrato con el Athletic hasta el 30 de junio de 2020 y cuya cláusula de rescisión se eleva a los ocho millones de euros, ha cogido galones en el filial después de la salida de pesos pesados como Undabarrrena, Unai Bilbao o Tarsi, y a la espera de lo que suceda con Peru Nolaskoain, que puede quedarse con los leones, y el juvenil Ohian Sancet, que sí se incorporaría con la plantilla del equipo de Gaizka Garitano en las próximas fechas. Lo cierto es que Vicente, que también compartirá protagonismo con Asier Villalibre aunque este siga ejerciéndose con la tropa de Berizzo, se ha fijado ser jugador del Athletic más a corto que a largo plazo, por lo que está decidido a dar ese salto de calidad en el filial, donde ya se ha dejado ver en los cinco amistosos en los que ha participado y en los ha anotado tres dianas, frente al Zamudio, Arenas y Ebro, faceta en la que el vizcaino espera tener más impacto esta campaña y superar la decena de goles que selló en la pasada, solo por detrás de Gorka Guruzeta (18) y Asier Benito (12).

Sprint del Bilbao Athletic

Precisamente, Iñigo Vicente volverá a ejercer hoy con el Bilbao Athletic en un nuevo amistoso y que abre un intenso esprint final de preparación para los de Garitano, que no conocen la derrota en sus cinco duelo de pretemporada consumidos hasta la fecha, con un saldo de tres victorias (Zamudio, Arenas y Ebro) y dos empates (Burgos y Barakaldo). Esta tarde, el filial se medirá en Tutera, desde las 19.30 horas, al Tudelano, club convenido del Athletic y con el que también se enfrentará en la liga regular del grupo II de Segunda División B. El próximo lunes, día 13, los cachorros disputarán un torneo en Tabira en partidos de 45 minutos y en horario poco habitual, a las 12.30 frente al Arenas y a las 13.30, frente a la Cultural de Durango. El día 18, sábado, cerrará el calendario en Burgos ante la Ponferradina.