DURANTE EL PASADO AÑO

La ONCE impulsó 1.224 empleos y facturó 48,5 millones en Euskadi

El grupo prevé incrementar un 5% sus ingresos este año y tiene vacantes para vendedores

B. Sotillo - Sábado, 11 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. El año pasado el Grupo Social ONCE, que engloba la ONCE, su Fundación e Ilunión, logró impulsar 1.224 empleos en Euskadi, donde ya da trabajo a más de 8.680 personas. Juan Carlos Andueza, delegado territorial de la ONCE en Euskadi, señaló ayer en la presentación de los resultados de la organización que “cumplimos 80 años trabajando por y para las personas, porque entendemos que todas ellas, con y sin discapacidad, son válidas para la sociedad”.

Andueza, junto a Marta Iglesias, vicepresidenta del Consejo Territorial, desgranó los datos económicos y laborales obtenidos por la organización en 2017 y adelantó que este año, “a la vista de los resultados obtenidos en los siete primeros meses”, se alcanzarán 51 millones de euros de facturación -por venta del cupón y la actividad de sus empresas-, lo que supone incrementar un 5% los 48,5 millones del año pasado. Al cierre del primer semestre de este año, el grupo registra un crecimiento del 4,2% respecto a 2017, por lo que el delegado territorial confía en que contando con aún quedan tres de los principales sorteos, se conseguirá alcanzar el crecimiento previsto.

Otro objetivo para este ejercicio consiste en cubrir las vacantes dejadas por una serie de jubilaciones anticipadas en la plantilla de vendedores del cupón. El delegado territorial señaló que la opción que tienen las personas con alguna discapacidad de optar a la jubilación anticipada ha reducido el número de vendedores en Euskadi y “nos gustaría -dijo- mantener la plantilla para dar servicio en todos los puntos de la comunidad autónoma”, por lo que reiteró la oferta de empleo en los tres territorios, donde actualmente hay 540 vendedores del cupón.

En cuanto al impulso del empleo, en 2017 y en el conjunto del Estado español el grupo ONCE propició 11.449 puestos de trabajo, de los que cerca de 2.000 son internos y más de 9.500 en otras empresas o a través de terceras entidades. En Euskadi se consiguió impulsar 1.224 empleos. Andueza e Iglesias destacaron que esta inserción laboral se consigue a través de la formación de personas con discapacidad para trabajos específicos y su ubicación posterior en empresas e instituciones. Así, el año pasado se formaron y presentaron un total de 37.877 candidatos perfectamente capacitados a otras tantas ofertas laborales, de los que 997 fueron en la CAV. En los últimos cinco años, el Grupo Social ONCE ha conseguido crear empleo en todo el Estado para más de 47.000 personas con discapacidad y ha invertido 1.200 millones de euros en su inclusión social en todos los ámbitos de la vida.

Junto al empleo y la promoción de las personas ciegas o con discapacidad, la acción social es uno de los pilares de la ONCE, que, entre otras cosas, presta atención y apoyo a más de 7.500 estudiantes ciegos, 140 de ellos en la CAV. En este capítulo también se incluye la entrega de 141 perros guía -3 en el País Vasco, donde ya hay 37- y la prestación de más de 31.000 servicios especializados, como rehabilitación, comunicación o apoyo psicosocial. En Euskadi la Fundación también prestó un total de 1.104 servicios sociales que beneficiaron a 841 afiliados que los habían solicitado y becó los estudios universitarios de 8 jóvenes vascos con discapacidad.