quieren que "cada temporada tenga sus momentos"

Comerciantes de Bilbao piden regular de nuevo las rebajas

El periodo de descuentos no logra salvar el “desastre” de ventas del primer semestre del año

Sandra Atutxa - Domingo, 12 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Ni el consumo es lo que era ni tampoco lo son las rebajas. Es una realidad que desde hace tiempo llevan anunciando los profesionales del sector. Lo cierto es que los comerciantes de Bilbao buscan soluciones y solicitan que se regulen de nuevo los periodos de descuentos -anulados por el Gobierno estatal- para que éstas “vuelvan a ser atractivas” y así intentar salvar las malas cifras motivadas, entre otras razones, por el “mal tiempo”. El gerente de Bilbao Centro, Jorge Aio, ha solicitado un cambio en la desregulación que liberó las ofertas fuera de los periodos de rebajas, porque el nuevo gobierno socialista en el Estado, “es una buena oportunidad” de “introducir cambios legislativos, ir a posturas más reguladas y que cada temporada tenga sus momentos”. En su opinión, con este cambio se recuperaría la ilusión y que las rebajas volverían a contar con ese atractivo que tenían antes de la liberalización total de las ofertas en el comercio minorista que introdujo el PP en 2012.

En relación a las rebajas de este verano en Bilbao, Aio afirma que están viéndose “condicionadas y lastradas” por el stock de género acumulado en los comercios, debido a que el primer semestre del año ha sido una campaña “desastrosa y muy mala”, debido entre otros factores al “mal tiempo” y al “cambio de hábitos” del consumidor.

En su opinión, “estas rebajas vienen más que nunca muy lastradas por una temporada muy mala, que ha dejado en las tiendas muchísimo género”, lo que ha obligado a que durante lo que va de año haya habido mucha promoción especial, algo que “desactiva” al consumidor de cara al periodo de rebajas.

A juicio del portavoz de la asociación bilbaina, hay que modificar una legislación “tan laxa”, porque “los precios especiales todo el año pueden beneficiar a una parte del sector, pero realmente lo que está llevando es a que el comercio más cercano y local tenga una desventaja importante, ya que en esa guerra pierde siempre”. En su opinión, porque “los grandes comercios tienen más facilidad y músculo para afrontar determinadas situaciones complicadas como la vivida este año”.

“buenas ventas” en julio El gerente de Bilbao Centro reconoce que el pasado mes de julio “ha habido buenas ventas” porque había “mucha gente” en Bilbao, tanto visitantes como del propio territorio, pero eso “no puede neutralizar una temporada realmente mala, porque al final este modelo poco a poco y año a año va perdiendo fuelle con respecto a épocas anteriores”. En su opinión, la presencia de turistas y de gente local ha mostrado “una ciudad muy viva y eso repercute en el comercio, sin duda, y ha hecho que las rebajas amortigüen algo el parón del primer semestre”.

Por otro lado, el miembro de la junta de la asociación de comerciantes del Casco Viejo, Xabier Olmo, califica de “buena” la campaña de rebajas hasta la fecha en los comercios del Casco Viejo, aunque precisa que lo está siendo y lo va a ser “en extensión” vista en el conjunto del periodo y “mejor” en el sentido de otros años en que “ha podido haber más picos”.

Olmo afirma que esta campaña de rebajas está siendo “un poco extraña” porque “el tiempo no ha acompañado”. En este sentido, cree que como las rebajas de verano son “un poco como el final de la temporada, y esta ha sido muy complicada, este verano vamos a vender todo aquello que no hemos estado vendiendo meses atrás”. Olmo no cree, sin embargo, que la llegada del turismo esté desplazando en mayor medida que en otras zonas el modelo de comercio, porque el tradicional y el de moda en el Casco Viejo siguen siendo dos grupos de comercio “de interés”. En su opinión, el turismo “sin duda” ha hecho cambiar la fisonomía del comercio y de la zona, pero el comercio familiar “no solo desaparece del Casco Viejo, tampoco se mantiene en el resto de Bilbao ni en ninguna otra ciudad, salvo contadas excepciones”.