pga championship

Rahm se gana el derecho a soñar

Rahm juega el putt en uno de los greenes de Bellerive donde no ha hallado todo el premio deseado. (AFP)

saldrá hoy a tres golpes del líder koepka en el pga championship y con opciones de ganar su primer ‘major’

Roberto Calvo - Domingo, 12 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - No está el PGA Championship de Bellerive Country Club para bromas, con varios de los diez mejores jugadores del mundo y ganadores de grandes metidos en los puestos altos. Jon Rahm se mantiene entre ellos, más cerca que nunca del liderato de un major antes de la última jornada, tras una vuelta de cuatro bajo par, la segunda mejor del día. El de Barrika saldrá hoy, de nuevo en compañía de Rickie Fowler, en el tercer puesto a tres golpes de Brooks Koepka, que amenazó con romper el torneo. Sin embargo, el doble ganador del US Open bajó algo el ritmo en el tramo final y dejó todo abierto ante la última jornada en Saint Louis.

Y eso que el juego del de Barrika volvió a recibir menos premio del merecido alrededor de las banderas. Era difícil llegar de tee a green con más precisión de lo que lo hizo en la primera mitad de su recorrido de ayer, pero el putt no le recompensó. Tardó siete hoyos en lograr su primer birdie después de haber desaprovechado algunas opciones favorables que le habrían metido en el lío desde el inicio de la jornada. Incluso, se dejó ir el par 5 del hoyo 8, al que llegó a green de dos golpes y se quedó con tres putts de los que duelen.

Pero Rahm mostró su fortaleza mental para seguir remando en buscando de más oportunidades en un campo que, por el agua recibida en las horas anteriores, puso difícil la lectura de las rodadas de la bola e los greenes. Así, llegó en el segundo birdie en el hoyo 10, jugado de forma impecable, que le metía entre los diez primeros, justo cuando empezaban a caerse algunos de los aspirantes como Dustin Johnson, Koepka viajaba con el turbo puesto y el público se enardecía al ver a un tal Tiger Woods metido de nuevo entre los candidatos.

El vizcaino, a lo suyo, continuó llevando la bola a green sin apuros, pero la distancia con los agujeros era mayor y los putts apenas permitían salvar el par. Su buena actitud encontró lo que buscaba en el 16 cuando un putt desde más de diez metros le dio su tercer birdie del día y le colocó empatado en la tercera posición por detrás de un líder que empezaba a meterse en problemas. En el 17, el otro par 5, fue agresivo y tiró para eagle. Al menos, arrancó otro birdie que le alzó al segundo puesto empatado, ya entonces a solo dos golpes de Koepka. En el 18 a su putt le faltó una vuelta para cobrarse otro birdie, pero su labor de hormiga, al final, le da derecho a soñar.

otaegui disfruta La jornada suspendida el viernes tuvo que reanudarse a primera hora de ayer y no hubo movimientos significativos. Adrián Otaegui dejó de sufrir y logró pasar el corte. El donostiarra tenía dos días para disfrutar al completo de su primer major y ayer firmó una vuelta de uno bajo par con un birdie como remate que le dejó empatado en el puesto 57. En el lado opuesto, se confirmó la crisis que atraviesa Sergio García que por un golpe perdió el corte por quinto major consecutivo. El de Borriol no ha jugado el fin de semana en ninguno de los cuatro de este año. Tampoco avanzaron Patrick Reed, Phil Mickelson, Henrik Stenson, Bubba Watson o Paul Casey.

Secciones