amenazan con difundir imágenes comprometedoras

La ‘sextorsión’ por correo electrónico llega a toda España

La Policía Nacional se suma a la alerta lanzada por la Ertzaintza a comienzos de este mes

Enrique Recio - Domingo, 12 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Madrid - La Ertzaintza alertó a comienzos de mes ante una campaña de extorsión a través del correo electrónico en la que se amenazaba a las víctimas con difundir imágenes comprometedoras. En pocos días, una veintena de denuncias habían sido ya tramitadas por los agentes de la Unidad de ciberdelitos de la Ertzaintza. Ayer era el turno de la Policía Nacional, que advertía de la difusión masiva de esta campaña a España.

Todo comienza con un correo electrónico en el que los delincuentes alertan a la víctima de que poseen su contraseña personal o de que han infectado su portátil y tienen material comprometido. “Estoy al tanto de que tu contraseña es... Has visitado páginas porno... Tienes 24 horas para hacer el pago”. Internet ha dado cobijo en los últimos años a la denominada sextorsión, un tipo de extorsión que consiste en amenazar a los usuarios con la publicación en la red de fotos, vídeos o información íntima de los mismos, obtenida sin su consentimiento, si no pagan la cantidad de dinero que les solicitan. De no hacerlo, difundirán aquellas imágenes o vídeos personales íntimos que los criminales dicen tener tras activar la webcam de los ordenadores cuando las víctimas visitan páginas web pornográficas. Y añaden que, de negarse, no solo difundirán los archivos de contenido sexual públicamente, sino que también se los mostrarán a conocidos de la víctima.

El jefe de sección de Redes de la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional, Roberto Fernández, explicaba que según la investigación, estos correos se envían desde una empresa con sede social en Brasil, así como que suelen ir escritos en castellano o inglés, o en ambos idiomas. Unas pesquisas que no tienen por qué descartar que los autores sean de nacionalidad española, aunque sí precisaba que se trata de una “campaña masiva de extorsión on line” que “seguramente, habrá afectado a más países”.