El Ceed adquiere prestigio

El turismo polivalente de Kia aprovecha la renovación para dar un considerablesalto de calidad que lo equipara a los mejores del mercado. Debuta ensetiembre con formato compacto de cinco puertas, que luego acompañaráde interpretaciones SW, cupé e incluso crossover, desde 12.877 euros

Un reportaje de J. A. Martínez - Lunes, 13 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 11:31h.

LA regeneración del Ceed resume e ilustra perfectamente la progresión de Kia en los últimos años. La nueva entrega del turismo compacto, que pisará la calle en septiembre, evidencia fielmente el salto cualitativo experimentado por la firma euroasiática. Con esta evolución técnica y estética, el Ceed elimina complejos y adquiere prestigio, haciendo méritos para ascender al nivel de los referentes de su categoría.

Kia lo cambia todo en este coche, aunque ninguna de esas modificaciones peca de radicalidad. Empieza por variar la propia escritura del nombre, que elude las complicaciones de la anterior denominación (Cee’d) sustituyéndola por la más sencilla e intuitiva Ceed;la que justifica la marca aduciendo que responde al acrónimo Community of Europe, with European Design.

Además de emplear nueva grafía, el modelo estrena plataforma y diseño más modernos. El discurso estético cambia menos y resulta familiar para quien conoce los últimos lanzamientos de la firma. El Ceed comparte con ellos buena parte de los rasgos de identidad esenciales. Esa coherencia estilística se plasma, sobre todo, en el frontal, conjunto que conforman la parrilla de ‘nariz de tigre’ y las ópticas de corte felino que la flanquean.

Las dimensiones externas del nuevo modelo no experimentan variación: ocupa 4,31 metros de largo, 1,80 de ancho, 1,45 de alto y tiene 2,65 entre ejes. No obstante, su silueta ligeramente más estilizada -al parecer también más sugestiva- provoca la impresión de contemplar un coche que ha crecido. Esa sensación se acentúa al instalarse a bordo y constatar el leve pero perceptible incremento en la habitabilidad. La cabina del Ceed está en condiciones de acomodar holgadamente a cuatro adultos de cierto tamaño, acompañados de su correspondiente equipaje (ofrece 395 litros de maletero).

El tacto de los distintos materiales, los ajustes, la puesta en escena interior (semejante a la del Stonic) y las dotaciones contribuyen a forjarse una buena opinión del coche. Esa sensación de calidad es, a menudo, el factor diferencial de convicción que inclina la decisión a favor de un modelo concreto.

La gama de motores puesta al servicio del Ceed es semejante a la que viene empleando su predecesor. Inicialmente la integran cinco unidades, convenientemente afinadas para superar las más rigurosas exigencias de la última normatica medioambiental. Kia propone, por un lado, tres bloques de gasolina consecutivos: el 1.4 de 100 caballos, el tricilíndrico 1.0 T-GDi de 120 y el nuevo 1.4 T-GDi con 140. Además aparecen los turbodiésel 1.6 CRDI de 115 y 136 caballos. Dependiendo del caso, se conectan a transmisión manual y automática de doble embrague. Más adelante saldrá al mercado la mecánica 1.6 T-GDi de 204 caballos, destinada a animar la efusiva variante GT. Para el año que viene Kia tiene previsto poner en el mercado una versión diésel provista de un sistema eléctrico a 48 voltios con batería de iones de litio de diez amperios que surte a un bloque eléctrico auxiliar.

La misión del mismo es hacer las veces de generador y de impulsor, dependiendo de si se precisa recuperar energía o aportar potencia extra en apoyo del motor térmico;la contribución de esta especie de micro-hibridación permite ahorrar hasta un 10% de consumos y emisiones. Kia pone al alcance del nuevo Ceed dotaciones tecnológicas hasta ahora poco habituales en modelos de la competencia. Destaca el completo equipamiento de seguridad suministrado de serie, integrado por siete airbags, el sistema de mantenimiento de carril, la alerta por distracción del conductor, el sistema de frenada de emergencia en ciudad y el cambio automático de luces largas y cortas.

Entre las opciones disponibles figuran el detector de peatones, la asistencia a la conducción con un nivel 2 de autonomía y el detector de tráfico trasero en maniobras de salida de un aparcamiento.

El Ceed ofrece cuatro terminaciones distintas, a las que luego sumará el exitoso acabado deportivo GTLine. Sus precios definitivos van a estar, como mucho, 1.000 euros por encima de los de la tarifa oficial de la generación saliente, que no es una referencia debido las bonificaciones con las que se está liquidando.