Estupidez humana sin límites

Envío de cartas a iritzia@deia.eus - Lunes, 13 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Para ser buen conductor de primera acelera, acelera;para ser conductor de segunda, ten cuidado con las curvas;para ser conductor de tercera. salte de la carretera;para ser conductor de primera, hace falta ser buen conductor... ¡Aaaay! Hasta su propio abogado lo dice, que la estupidez humana no tiene límites. Independiente de estos hechos, eso ocurre por un motivo: que las mentes de estos depredadores no regeneran, vienen con defecto de fábrica. Si algún día decides madurar, date cuenta de lo siguiente: puedes ser un delincuente o un hombre de bien, pero no ambas cosas.