Biribilketa

De quién es la propia imagen

Por Iñaki González - Martes, 14 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

RESULTA complicado gestionar la propia imagen cuando se ha convertido en icono compartido por otros. Hace unos días aplaudía en estas líneas la decisión de la ANC y Òmnium de no convertir los actos de aniversario de los atentados yihadistas del 17 de agosto en un ejercicio de rechazo a Felipe VI. Ponderaba, y sigo jaleando, la decisión de superponer el recuerdo de las víctimas al derecho a protestar. Como este asunto sigue dando lo suyo, hoy me ha hecho pensar en manos de quién debe quedar la iconografía del movimiento independentista catalán. Lo hago desde la constatación de que ni el exmayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, ni el exconseller del Interior, Joaquim Forn, quieren que el próximo viernes el protagonismo del aniversario sea para ellos, como quieren la ANC y Òmnium con la convocatoria de un homenaje ante la prisión de Bages. El encarcelamiento insostenible de ambos responsables de la seguridad en Catalunya en las fechas de los atentados también demanda el lícito reproche a la gestión judicial de la causa abierta contra los responsables políticos del procès. Pero, una vez más, la oportunidad de elegir el momento de mayor atracción mediática está reñida con la necesaria despatrimonialización de ciertas causas. El 17-A no se rememora a los políticos encarcelados que fueron responsables de la seguridad durante los atentados de Barcelona y Cambrils sino a las víctimas de esos ataques terroristas. Forn y Trapero lo han entendido así y se han expresado en consecuencia. Su problema ahora mismo es que su imagen ha dejado de pertenecerles en exclusiva y la gestionan entidades políticas. Deberían devolvérsela a sus propietarios.