tras varios días de negociaciones

Primer acuerdo europeo para el “reparto solidario” de inmigrantes

Malta, que servirá de “base logística”, autorizó el atraque del ‘Aquarius’ tras pactar la distribución de 255 rescatados

B. Sotillo - Miércoles, 15 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Después de varios días de gestiones y negociaciones para dar una respuesta a un nuevo capítulo de la crisis migratoria que vive Europa, ayer seis países -España, Francia, Alemania, Italia, Portugal y Luxemburgo- acordaron hacerse cargo de los 141 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo por el buque Aquarius, que finalmente ha sido autorizado a atracar en Malta, que servirá de “base logística”. El acuerdo para el reparto “solidario” de migrantes incluye también a otras 114 personas rescatadas por las autoridades maltesas en los últimos días y que serán distribuidas entre Malta y estos seis estados.

Las cifras para el reparto por estados de estos 255 inmigrantes aún no están totalmente definidas, pero sí se sabe que España acogerá a sesenta, que se trasladarán a Catalunya, al igual que Francia;Alemania, a cincuenta;Portugal, a treinta, y Luxemburgo, a cinco. Italia también se ha ofrecido a participar aunque sin precisar cuántos inmigrantes asumirá.

SOS Méditerranée, la ONG que gestiona el buque junto con Médicos Sin Fronteras (MSF), recibió la autorización de desembarcar en Malta en el mismo momento en que en París sus representantes denunciaban la falta de soluciones y la repetición de la situación del pasado mes de junio, cuando el Aquarius tuvo que navegar durante una semana a la espera de puerto para las 629 personas que llevaba a bordo. El director de Operaciones de la ONG, Frédéric Penard, calificó el acuerdo entre países de “un primer paso interesante” y expresó el deseo de que “sea la base de una solución estable” a la acogida de los centenares de inmigrantes rescatados en el mar. “Puede que los gobiernos europeos hayan entendido que este es un problema que afecta a los Veintiocho”, aseveró.

Penard consideró que Malta es el país más indicado para realizar el desembarco del Aquarius. Entre los 141 inmigrantes que ha rescatado hay 73 menores, 67 de ellos no acompañados, además de 44 mujeres, de las cuales dos están embarazadas.

Coordinación Ayer, tanto el presidente español, Pedro Sánchez, como el francés, Emmanuel Macron, se adjudicaron el mérito de haber impulsado y coordinado este acuerdo “pionero”. “España ha coordinado un acuerdo pionero con seis países para distribuir la acogida de las personas del Aquarius. Ha sido posible gracias al camino que emprendimos en junio, impulsando una salida común y solidaria a los flujos migratorios. España acogerá a 60 personas”, escribió en Twitter.

Fuentes comunitarias informaron de que la Comisión Europea estuvo “en contacto” con los Estados miembros desde el lunes “para proporcionar apoyo coordinado y lograr una solución al incidente”. Precisaron que el papel del Ejecutivo comunitario ha consistido en “coordinar” el contacto entre los países.

“Celebro la decisión de las autoridades maltesas de autorizar el desembarco del Aquarius. Esto ha sido posible gracias al apoyo de Francia, España, Alemania, Portugal y Luxemburgo, que acordaron cada uno hacerse cargo de una parte de los migrantes a bordo”, declaró el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramópulos. El eurocomisario felicitó a esos Estados miembros de la UE “por su solidaridad y por compartir la responsabilidad”, tras “intensos” contactos en los últimos días “facilitados y coordinados” por la Comisión Europea.

Avramópulos agregó que la CE se ha comprometido a continuar con ese trabajo de “coordinación” hasta que se puedan “establecer acuerdos más estables”. “No podemos confiar en arreglos ad hoc, necesitamos soluciones sostenibles. No es solo responsabilidad de uno o unos pocos Estados miembros, sino de la Unión Europea en su conjunto”, resaltó el comisario.

Por otro lado, los portavoces de SOS Méditerranée consideran que la decisión de las autoridades de Gibraltar de retirar los permisos al barco humanitario Aquarius para navegar con pabellón gibraltareño es una maniobra política dirigida a perjudicar su labor. La ONG destacó que desde hace dos años y medio ha cumplido todas las exigencias reglamentarias y ha superado los controles técnicos relativos a la seguridad del navío. Dijo estar abierta y disponible a proseguir un diálogo “transparente y franco” con la Autoridad Marítima de Gibraltar.

En Bizkaia