El Estado catalán

Pedro Mari Usandizaga Añorga Ondarroa - Jueves, 16 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

El rey viaja a Barcelona como Jefe del Estado y presidirá alguna ceremonia con el aval del Gobierno y el apoyo de los cuatro grandes partidos estatales, PP, Ciudadanos, PSOE y Podemos. Pero el presidente de la Generalitat este año no podrá estar en la plaza de Catalunya porque este estado, el reino de España, lo persigue para meterlo preso y se mantiene exiliado y al vicepresidente de este Estado, el reino de España, lo mantiene en prisión. Los populares y socialistas impidieron que se investigase en el Parlamento que un imán responsable del ataque terrorista mantenía contacto con el CNI y la Guardia Civil, y que hicieron todo tipo de operaciones legales e ilegales en territorio catalán contra los partidos y políticos independentistas. Coincide con la denuncia de dos diputados de ERC por haber sido insultados y escupidos por un policía nacional en una comisaría. Tampoco sabemos si ha habido investigación o sanción. El rey acudirá a esa Catalunya depurada, o “desinfectada” como dicen y repiten dirigentes socialistas como Borrell y García Page, protegido por esos cuerpos de policía y el CNI. Y presidirá actos de estado en un país donde la inmensa mayoría de la población se declara republicana y contraria a cualquier monarquía, incluida la de la Casa de Borbón. Un problema de Estado que muestran esos 181 militares retirados que se declaran públicamente franquistas: no hubo ruptura sino continuidad del estado franquista. Y ese es todavía el problema que enfrentamos.

Secciones