estaba previsto para después de este verano

El Centro Memorial de Víctimas no abrirá hasta junio de 2019

El delegado del Gobierno español en la CAV, Jesús Loza, visitó el Centro de Gasteiz junto a su director, Florencio Domínguez. (EFE)

Sánchez prevé impulsar el proyecto tras el parón por los retrasos sufridos en la era de Rajoy

Jueves, 16 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO - El Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo de Gasteiz no abrirá sus puertas hasta, por lo menos, junio de 2019. Aunque las previsiones del Gobierno de Mariano Rajoy era que la apertura se produjera después de este verano, se han producido “retrasos”, y el Ejecutivo de Pedro Sánchez pretende ahora “dar un impulso” al proyecto, de forma que se inaugure dentro de seis meses, según fuentes de la Administración central. Esta sede es, precisamente, el lugar elegido por Sánchez para celebrar el día 1 del próximo octubre, junto al presidente de Francia, Emmanuel Macron, una ceremonia solemne para poner en valor la cooperación de ambos países en la lucha contra ETA. Este acto supondrá la escenificación de la entrega de lo que se conoce como los sellos de ETA, todo el material de la banda incautado por los Cuerpos policiales franceses en los últimos 20 años, tal como acordaron Macron y Sánchez en su encuentro en La Moncloa del pasado 27 de julio.

Rajoy colocó el 24 de marzo de 2015 la primera piedra de las obras del Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo, ubicado en la antigua sede del Banco de España de Gasteiz, junto al Casco Viejo. Aunque la Administración del PP puso como fecha este próximo otoño para su apertura, finalmente, no podrá materializarse para entonces.

Tras el “parón” que se ha producido durante el Gobierno de Rajoy, ya que el patronato “no se ha reunido en los últimos tres años”, el Ejecutivo de Sánchez quiere “retomar su impulso” con el objetivo de acelerar su puesta en marcha, dada la importancia que, a su juicio, tiene este centro para el relato de lo ocurrido con el terrorismo. Un convenio firmado por los Gobiernos español y vasco en enero de 2012 facilitó su creación en base a la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo. Esta norma prevé la constitución de este centro con el fin de “preservar y difundir los valores democráticos y éticos que encarnan las víctimas, construir la memoria colectiva y concienciar al conjunto de la población para la defensa de la libertad, de los derechos humanos y contra el terrorismo”.

El centro contará con unos 700 metros cuadrados para exposiciones, talleres con escolares y conferencias. La muestra reflejará la historia del terrorismo en el Estado español, otorgando “un lugar destacado a ETA por su protagonismo violento durante décadas, por la cantidad de víctimas ocasionadas y por el impacto que en ese tiempo tuvo en la sociedad española”. No obstante, no se “olvidará tampoco a los demás grupos terroristas” como los GAL o los Grapo. También tendrá cabida en este edificio el terrorismo yihadista, a la espera de que pueda contarse con un centro específico en Madrid. En la exposición permanente se colocará una reproducción a escala real del zulo en el que ETA tuvo secuestrado al funcionario de prisiones Ortega Lara. - E. P.

Secciones