a pocas horas para el inicio de LaLiga Santander

En busca de la esencia perdida

Williams desvela el mensaje de Berizzo: “Quiero volver a tener esa sensación de que el rival tenga miedo de venir a San Mamés”

Aitor Martínez - Sábado, 18 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Lezama - Entre los muchos males que rodearon al Athletic la pasada temporada, uno fue especialmente señalado: la pobre imagen ofrecida en sus encuentros como local. El público que acudió a San Mamés no disfrutó con su equipo, que apenas le ofreció un puñado de alegrías a lo largo de un curso para olvidar, y fiel reflejo de ello fue la asistencia al campo, que descendió en casi 4.000 personas de media (3.771 espectadores menos por encuentro, concretamente) con respecto a la campaña 2016-17. El desencanto entre la parroquia fue total e incluso los rivales acudían a La Catedral convencidos de que sacar algún punto sería una tarea más o menos sencilla. Es por ello que en uno de sus primeros mensajes a la plantilla, Eduardo Berizzo puso énfasis en recuperar la esencia perdida en San Mamés. Así lo reconoció ayer Iñaki Williams en su comparecencia ante los medios en Lezama cuando solo restan unas pocas horas para el inicio de LaLiga Santander, en cuya primera jornada se medirá el Athletic con el Leganés.

“El míster cuando llegó aquí nos dijo: Quiero volver a tener esa sensación de que en casa somos muy fuertes, que el rival tenga miedo de venir a San Mamés y que sea un desplazamiento muy jodido para todos los rivales que vengan a Bilbao”, desveló el delantero. Esa charla del técnico argentino supone un primer paso en la búsqueda de una mejoría que este curso debe ser obligada y hacer buena la célebre frase de José Ángel Ziganda: “Lo que no mejora, empeora”. La temporada pasada, el Athletic igualó los pobres registros de la 2006-07, la última del denominado bienio negro, al ganar únicamente seis encuentros ligueros como local. Es por ello que Williams insistió ayer en que deben recuperar los buenos resultados y las buenas sensaciones actuando como locales. “Eso es lo que tenemos que recobrar, que la gente venga a San Mamés con muchas ganas, que sepa que su equipo puede ganar, que va a salir al 200%. Eso nos va a hacer más fuertes a todos”, expuso.

No repetir los errores de la pasada temporada será un buen punto de partida. Desde la plantilla rojiblanca, tal y como se han encargado de recordar aquellos que han tomado la palabra en las distintas ruedas de prensa, insisten en repetir la palabra “ilusión”, que Williams explicó de la siguiente manera: “Al final, cuando las cosas no van del todo bien, al año siguiente intentas que esa dinámica que venía siendo de fracaso no sea así. Las expectativas son altas, los fichajes nos ayudan a que todos tengamos las pilas puestas y creo que la forma en la que el míster nos está haciendo jugar es la que mejor nos va. Nos encontramos muy cómodos”.

plena confianza En otro orden de cosas, cuestionado acerca de su rendimiento en las temporadas pretéritas y de lo que espera de la actual, que arranca el lunes con el partido ante el Leganés, el atacante bilbaino confía en que este pueda ser su año: “Ojalá este sea el año en el que explote, siga mejorando, disfrutando de ocasiones y que vayan para adentro”.

Tal y como ha reconocido en más de una ocasión, Williams no ocultó que le “gusta” jugar de nueve. “Siempre he sido nueve, desde pequeñito. Tenemos a nuestra referencia que es Aduriz. Es el que viene haciendo los goles estos últimos años y está complicado. Pero con trabajo todo llegará y seguro que el día de mañana puedo ser yo el delantero, que es mi máxima ilusión”, añadió, optimista, el bilbaino.

De momento, a tenor de los visto a lo largo de la pretemporada, parece que deberá esperar para poder actuar como principal referencia ofensiva del equipo, toda vez que la confianza de Eduardo Berizzo en la figura de Aritz Aduriz parece total. Así, todo hace indicar que Williams partirá como titular pegado a una banda, a la izquierda seguramente. Algo que no le desagrada pese a que llevaba “tiempo” sin jugar ahí. “El míster me ha probado muchas veces por la izquierda en los entrenamientos. Quiere que aproveche la virtud que tengo, que es la velocidad, y ataque la portería con mi pierna buena. Creo que el míster confía mucho en mí y yo voy a intentar devolverle esa confianza e intentar hacerlo lo mejor posible. Es verdad que en la izquierda me siento muy cómodo e intentaré explotar esa banda”, expuso.

En las cuatro temporadas que suma como león, Iñaki Williams ha disputado un total de 163 encuentros, en los que ha marcado 34 goles, diez de los cuales los logró el curso pasado. Sin querer marcarse ninguna cifra con respecto a la temporada que está próxima a empezar, pues eso implicaría tirarse “piedras” contra su propio “tejado”, el delantero aseguró que se esfuerza en aumentar sus números. “Ojalá sean más que los del año pasado. Intento esforzarme y trabajo para superarme día a día y ser mejor futbolista”, concluyó.

Iñaki williams