Javier Ardines, de 52 años

La autopsia confirma la muerte violenta del concejal de Llanes

Según los resultados preliminares, Javier Ardines fue golpeado en la cabeza con un objeto

Sábado, 18 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Oviedo - La autopsia practicada ayer al concejal de IU en Llanes, Javier Ardines, de 52 años, cuyo cadáver fue hallado el jueves con varios golpes en la cabeza a unos 300 metros de su casa, confirma que fue asesinado.

Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, el informe preliminar de la autopsia “confirma la muerte violenta” del concejal por lo que continúan las investigaciones y diligencias abiertas que puedan “llevar a la localización del autor o autores de la muerte” del edil.

Ardines fue encontrado muerto a pocos metros de su casa y de su furgoneta el jueves por la mañana, con varios golpes en la cabeza, uno de ellos, en la nuca. Aunque en un primer momento se barajó que podría haber muerto de un infarto y haberse golpeado en la cabeza al caer, las heridas no parecían compatibles con las de una caída.

El resultado de la autopsia, practicada ayer por la mañana en el Instituto de Medicina Legal de Oviedo, han confirmado la principal hipótesis que barajaba los investigadores de la Guardia Civil, que el concejal muriera al ser golpeado en la cabeza con algún objeto contundente, según fuentes cercanas a la investigación.

El Juzgado de Primera Instancia de Instrucción de Llanes se ha hecho cargo de las diligencias y ha recibido ya el informe preliminar de la autopsia, del que solo ha trascendido que confirma que el edil murió por los golpes recibidos en la cabeza cuando se bajó de su furgoneta para retirar un obstáculo que impedía continuar por el camino vecinal que da acceso a su vivienda. Por el momento se desconocen los motivos que pudieron provocar la agresión de la que fue objeto Javier Ardines. - Efe