en donostia

Dos adolescentes, a disposición judicial por violar a una menor

La víctima fue agredida de madrugada en el espigón de la donostiarra playa de La Zurriola
La rápida intervención policial permitió el arresto de los jóvenes

Jorge Napal - Sábado, 18 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

donostia - Una presunta violación, un delito por robo y dos arrestados. Los tres, tanto la víctima como los agresores, menores de edad. La Aste Nagusia de Donostia vivió ayer uno de esos días que nadie desea, en los que se mezcla la repulsa y un indisimulable hartazgo, tanto de las instituciones como de la ciudadanía. La denuncia por estos hechos ocurridos en la playa de La Zurriola se interpuso a las 3.00 de la madraugada, según la Guardia Municipal. Los dos menores arrestados pasaron ayer por la tarde a disposición judicial.

Todo ocurrió poco después de que finalizara la noche DJ en la terraza Urumea del Kursaal, evento que congrega a cientos de adolescentes. La presunta violación tuvo lugar durante uno de los días del año de mayor despliegue policial. Además del servicio ordinario por parte de la Ertzaintza y la Guardia Municipal, el dispositivo policial incluía a cuatro agentes dentro del propio evento del Kursaal y otras tantas parejas en el entorno de la zona, como Sagüés y otros enclaves frecuentados durante la noche.

La intensa vigilancia no pudo evitar la presunta violación. Los agentes encargados del caso tratan de esclarecer las circunstancias en las que ocurrieron los hechos. Al parecer, según fuentes de la investigación, todo habría comenzado cuando uno de los arrestados se aproximó a la víctima a pedirle fuego y tras entablar conversación con la chica se la habría llevado a la zona del espigón de la playa de La Zurriola donde se habría consumado la violación.

“Algo raro” La investigación abierta trata de esclarecer si, tras la agresión, dos personas más se acercaron a la menor “forzándole contra su voluntad”, aprovechando su situación de vulnerabilidad. Un grupo de personas que se encontraban en la zona fueron testigos de que “algo raro estaba ocurriendo” y no tardaron en dar cuenta de lo sucedido a la policía.

Testigos presenciales ofrecieron las descripciones de los presuntos autores, y la pronta actuación policial dio resultados de inmediato, con la detención de tres sospechosos. Uno de los arrestados, al parecer, portaba un iPad que le había robado a la joven agredida. Gracias a la “coordinación policial” entre la Ertzaintza y la Guardia Municipal otros de los menores fue arrestado cuando se cambiaba de ropa en las inmediaciones de la estación de autobús.

Como consecuencia de la denuncia interpuesta ante la Policía Municipal, los tres, dos menores y otro de 19 años, permanecieron detenidos durante la mañana de ayer.