Las 40 caras del icono festivo

Por Rosana Lakunza - Domingo, 19 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Nació para vivir un año pero se ganó el corazón de los bilbainos y lleva 40 sin faltar a su cita. Empieza limpia y reluciente, termina sucia y quemada. Nada importa porque es la chica que más baila, a la que más quieren y la que más piropos recibe. Su creadora, Mari Puri Herrero tuvo claro que su rostro iba a ser femenino, el de una mujer con muchas ganas de juerga. Su ropa es colorida, alegre y divertida;luce una eterna sonrisa que ha visto alegría, tristeza, protestas, toros, manifestaciones, bullicio... y nunca ha cambiado el gesto. Asidua de las txosnas, nunca bebe de más porque al día siguiente debe estar lista. Y si se le preguntara por su peor experiencia, no tendría dudas, aquellas inundaciones de 1983. Fue el único año en que borró su sonrisa perenne cuando acabó aplastada entre los restos de las txosnas. Pero el pasado, pasado está y Marijaia sigue estando ahí con sus 40 vestidos y los que lucirá en el futuro, porque ella es fiesta, mucha fiesta.