El president defiende la pancarta contra el rey

La pancarta contra el rey fue colgada en Plaza Catalunya. (Foto: Efe)

Afirma que era “segura” y enmarca su colocación en la libertad de expresión

Domingo, 19 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - El president Quim Torra afirmó ayer que la pancarta contra la presencia del rey en Barcelona por los actos del primer aniversario del atentado yihadista del 17 de agosto de 2017 era “segura” y que su Govern “está comprometido con la libertad de expresión hasta las últimas consecuencias”. Se defendió así de las acusaciones lanzadas principalmente por los portavoces del PP, que afearon la “pasividad” de la Generalitat y el Ayuntamiento, dirigido por Ada Colau, a la hora de retirar la lona.

Torra también se mostró “completamente en desacuerdo” con la Delegación del Gobierno español en Catalunya, que el mismo día de los hechos reclamó información a los Mossos d’Esquadra y al Consistorio de Barcelona para averiguar si la colocación de la pancarta contra el rey por parte de grupos independentistas habían en un edificio de Plaza Catalunya “dificultaba la plena seguridad” del homenaje.

Tal y como apuntó el jefe del Govern, “lo importante es que la ciudadanía se exprese en libertad”. Por último, reconoció que mantuvo alguna conversación con el monarca español durante el acto en la capital catalana, en la que incluso pudo presentar al Borbón a la mujer del exconseller de Interior en prisión, Joaquim Forn. “Nos dio la mano, pero no hizo ningún comentario”, ahondó.

El conseller de Interior, Miquel Buch, afeó por su parte que a “alguien le preocupara más” el mensaje que aparecía en la pancarta contra la presencia del rey en Barcelona que la “seguridad” por su colocación, ya que tapaba cuatro ventanas de un edificio. Al igual que el president, Buch precisó que desde el Govern “no se cuestionó” la libertad de expresión.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, quiso templar los ánimos al afirmar que la colocación de la pancarta “no procedía”, aunque se tratara de un tema “secundario” que no empañó el homenaje a los fallecidos. En una entrevista en la Cadena Ser señaló que la alusión a que Felipe VI no era bienvenido no restó protagonismo a las víctimas “en un día de recuerdo”. Pese a su despliegue, Delgado consideró que el acto fue “emotivo” y que Torra estuvo “correcto”. - E. P./Efe

Secciones