Más vale lo conocido...

El Bilbao Basket apura las opciones para completar su plantilla para la LEB Oro, una competición en la que los equipos tratan de esquivar los riesgos del mercado

Un reportaje de Roberto Calvo - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

EL Bilbao Basket sigue buscando las piezas que le faltan para completar su plantilla para su regreso a la LEB Oro cuando queda una semana para empezar la pretemporada. Álex Mumbrú confía en contar con esos dos jugadores para el lunes 27 de agosto, si no en persona, sí al menos confirmados. En realidad, la mayoría de los clubes de la categoría están en un proceso similar de dar forma a sus equipos en unas fechas ya muy avanzadas del verano. Pero la realidad económica de la LEB Oro, a la que no es ajeno el Bilbao Basket, obliga a ser escrupuloso en el gasto y a afinar al máximo las condiciones de las ofertas. Pero puede decirse que la competición va a tener un nivel notable ya que ahora el ascenso se ve posible y eso favorece la inversión, lo mismo que el hecho de que haya tres descensos, algo de lo que todos quieren huir.

En este contexto, la dirección deportiva del Bilbao Basket se está moviendo con tino y ha podido acceder a jugadores contrastados en la categoría que darán al equipo el empaque y el poso necesarios para despejar las incógnitas que se planteen desde el principio. Pero los demás también quieren jugar las mismas bazas e intentan reducir los riesgos. Todos tienen que hacer apuestas, es lo que toca en la LEB Oro, y en el caso de los hombres de negro, a falta de lo que queda por llegar, estas son Jaylon Brown y Kevin Larsen.

El Real Betis, el otro descendido de la ACB, ha sido uno de los equipos cuyos movimientos han sido más vigilados en el mercado. Los sevillanos han incorporado a dos jugadores diferenciales el año pasado: Johnny Dee, máximo anotador con el Araberri, y Matt Stainbrook, pívot clave en el ascenso del Breogán. Lluis Costa, que subió con el Manresa, y Dani Rodríguez, muchas veces a las puertas, son bases sólidos. Pablo Almazán y el exbaskonista Rinalds Malmanis hacen del Betis un candidato al ascenso.

Esta etiqueta se puede colgar a varios equipos, aunque el más reforzado es el Iberojet Palma. Los baleares han mantenido a Carles Biviá y Joan Tomàs como referentes locales y han fichado en todas las posiciones con el base Álex Hernández, el escolta Mikel Motos y el cotizado pívot Fran Guerra, el mejor nacional en su puesto la pasada temporada y cedido por el Tenerife. Marcus Gilbert y Raven Barber son dos estadounidenses de los que en Palma esperan mucho.

El Melilla, que ha cambiado todo el bloque que rozó el ascenso, ha apostado fuerte por Josep Franch y Txemi Urtasun, dos ex-ACB que han preferido dar un paso atrás, y por Caleb Agaba, que destacó en su debut con el Prat. El Palencia, por su parte, volverá a partir con aspiraciones tras retener a Jordi Grimau, Nikola Cvetinovic y Urko Otegi, gente con mil batallas, y reforzarse con Steve Vasturia, un escolta que llega del Alba Berlín.

El Covirán Granada llega desde la LEB Plata con una plantilla muy sólida que puede dar mucho que hablar. Mantiene prácticamente todo el bloque del ascenso y ha sumado a Josep Pérez, Joan Pardina, Sergio Olmos y Guille Rubio, que ya tienen experiencia en la ACB y ascensos en su currículo.

Luis Parejo y Nikola Rakocevic (Cáceres), Greg Gantt, Sergio de la Fuente y Óscar Alvarado (Valladolid), Romá Bas y Edu Gatell (Castelló), Jhornan Zamora y Davis Rozitis (Ourense), Oliver Arteaga y Víctor Pérez (Oviedo), Zach Monaghan (Coruña) o Miquel Feliú (Lleida) son otros jugadores con recorrido y calidad para esta liga que se mantienen fieles a sus equipos. Entre los novedades, hay que destacar también a Ignacio Rosa, que jugará cedido por el Unicaja en Oviedo;a Tyler Haws, ex del Obradoiro que ha fichado el Huesca;o a Nick Washburn, al que el Castelló ha recuperado para hacerle tan determinante como fue en la LEB Plata.

El Araberri y el Ourense son los más rezagados en el mercado, aunque ya han repescado a Nedim Dedovic, que llega del Barça B -los gallegos han incorporado a Kevin van Wijk-. Precisamente, los dos filiales son equipos difíciles de calificar, aunque tanto los azulgranas como el Prat apoyarán con fichajes foráneos a una buena remesa de jóvenes: Aleix Font, Sergi Martínez, Jaime Fernández, Josep Busquets, Joel Parra o Arturs Zagars.

Ha habido también muchos jugadores que han cambiado de equipo dentro de la propia LEB Oro, donde se busca caminar sobre seguro, y aún hay varias plantillas abiertas. Los movimientos no paran, hasta octubre aún queda tiempo para más incorporaciones importantes, pero da la impresión de que la categoría va a estar interesante e igualada.