Eibar 1 - Huesca 2

Debut para la historia

Gallar ilumina el estreno dEl Huesca en la máxima categoría arrancando una justa victoria ante el Eibar, que solo reaccionó en el tramo final

EIBAR: Dmitrovic;Peña, Arbilla Min. 78, Bigas), Paulo, Cote;Orellana, Diop, Jordán, Bebé (Min. 55, Escalante), Enrich y Kike García (Min. 46, Charles).HUESCA: Werner;Miramón, Etxeita, Jorge Pulido, Luisinho;Moi, Melero, Damián (David Ferreiro, m.89), Gallar (Mi n. .69, Ávila);Longo y ‘Cucho’ Hernández (Min. 76, Semedo).Goles: 0-1: Min. 5;Gallar. 0-2: Min. 40;Gallar. 1-2: Min. 69;Escalante.Árbitro: Prieto Iglesias (colegio navarro). Amonestó al local Jordán y al visitante Longo.Incidencias: Estadio de Ipurua, 4.234 espectadores.

EFE - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

EIBAR. El Huesca, con un doblete de Álex Gallar, vivió un feliz estreno en la máxima categoría del fútbol estatal al vencer en el feudo de un Eibar que sólo dio muestras de peligro en el último cuarto de hora de partido y que cedió ante un conjunto oscense que justificó su presencia en la elite.

Gallar, autor del primero de los dos tantos que significaron el triunfo en Lugo y el ascenso, fue el jugador que firmó la victoria dentro de un gran nivel mostrado por el conjunto que dirige el exguardameta argentino Leo Franco.

Poco tardó el Eibar en dar el primer aviso, aunque el disparo de Jordán tras pase de Orellana se fue demasiado lejos del arco oscense. Poco después fue Bebé el que probó fortuna tras otra gran jugada del chileno, pero Werner realizó la primera parada del Huesca en la máxima categoría, antes de que se cumpliera el minuto 3 de partido.

El cuadro aragonés, sin embargo, no tardó en lograr su primer gol en Primera. Menos de cinco minutos fue lo que necesitó. Lo consiguió merced a una fantástica jugada individual de Gallar, que tras deshacerse de varios rivales culminó con maestría ante Dmitrovic.

El Eibar trató de acosar la portería rival en los siguientes minutos, aunque con más corazón que cabeza, y el Huesca esperaba agazapado los fallos armeros para asustar a Dmitrovic. De hecho, fue el serbio el que evitó el segundo en un mano a mano ante el colombiano Cucho Hernández, al que se le hizo pequeña la portería.

El Eibar seguía sin crear peligro, mientras que eran los de Leo Franco los que daban sensación de riesgo.

El partido entró en una fase de acciones trabadas que beneficiaban más a los visitantes. Y otro error defensivo de los armeros supuso el segundo tanto de los visitantes, tras botar Gallar una falta que nadie consiguió despejar, Cucho Hernández no llegó a rematar y el balón se coló en la portería de un Dimitrovic que nada pudo hacer.

Así se llegó al descanso con una merecida victoria del Huesca y un Eibar que necesitaba la arenga de José Luis Mendilibar en el vestuario.

Nada parecía surtir efecto, ya que los primeros minutos de la segunda mitad marcharon por los mismos derroteros que los últimos de la primera. De hecho, Dmitrovic volvió a ser salvador en el minuto 52 en otro mano a mano que pudo haber significado el tercero para los oscenses.

Los armeros siguieron achuchando apremiados por el tiempo y ayudados por la entrada del argentino Gonzalo Escalante en el centro del campo. De hecho, fue el encargado de acortar distancias y de dar vida a un Eibar que lo necesitaba, cuando aún faltaban más de 20 minutos para el final.

El gol animó al Eibar e hizo entrar en pánico a un Huesca que no quería perder el gran botín que tenía hasta ese momento. Pero el Cucho Hernández no se daba por vencido, y tuvo la sentencia a la contra en el minuto 75. Su disparo se marchó fuera.

El choque entró en unos minutos de locura y no se sabía hacia dónde se podía inclinar la balanza. Finalmente el Huesca pudo festejar su estreno en la máxima categoría con un triunfo para la historia.