Un domingo de alegría ‘tomatera’

Deusto firma uno de los mejores fines de semana de su historia al ganar las banderas de la ARC-1 y de la ETE en las regatas disputadas en Bilbao

J. Victoria de Lecea - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. Ni en el mejor guion soñado hubieran salido las cosas tan bien para Deusto. Fue el día perfecto. Regata organizada en casa y dos victorias tomateras. La despedida perfecta para el antiguo club, que ayer prestó su último servicio y lo hizo acumulando dos banderas más. Las féminas protagonizaron la primera alegría del día para la entidad bilbaina. La Tomatera estrenó su palmarés en la ETE y lo hizo con mucha emoción. Tuvo que esperar a que sus rivales cruzaran la meta y un segundo les separó de Hibaika y Tolosaldea. La fiesta deustoarra continuó en la segunda regata del día. Los remeros de la ARC-1 ganaron de forma holgada. Los entrenados por Jon Elortegi cerraron la temporada volviendo a la senda del triunfó, un resultado festejado y necesario después de su irregular fin de campaña en el que se quedaron sin entrar en el play-off, puestos que serán para Lekittarra y Astillero, este último proclamado ayer ganador de la categoría.

Deusto tiene muy complicado recortar los tres puntos que le separan con Hibaika en una única regata, una tarea prácticamente imposible ya que en caso de empate el puesto del play-off también sería para las de Errenteria. Pero eso no significa que vaya a tirar la toalla. Las tomateras quieren pelear hasta el final y aspirar a todo mientras les queden fuerzas. Ayer, esa persistencia por fin fue efectiva y llegó la primera bandera de la historia en la categoría. La cuadrilla preparada por Fernando Beperet afrontó la regata con la moral alta. Conocer el campo de regatas les dio confianza y ya en el primer largo marcaron el mejor registro del día. Los nervios por verse en cabeza no hicieron que las fuerzas de las tomateras disminuyeran. Mantuvieron el ritmo y consiguieron marcar un gran tiempo. Solo faltó confirmar su victoria con el paso de los dos mejores clasificados. Donostiarra realizó una de sus peores regatas del año y quedó descartado, mientras Hibaika apretó hasta el final y se quedó a poco más de un segundo.

El resto de las embarcaciones vizcainas mantuvo su línea regular de esta temporada. Kaiku finalizó en quinto lugar, pero se quedó solo a doce segundos de los ganadores de la bandera. Por su parte, Lea Artibai volvió a ser séptimo, muy alejado de los puestos de la tanda de honor.

Golpe en la ARC-1 La fiesta de Deusto continuó en la ARC-1. No hubo la emoción de la regata de la ETE. Los bilbainos fueron superiores a sus rivales y estuvieron cerca de bajar de la barrera de los veinte minutos. La Tomatera cogió la proa de la regata en la primera ciaboga y ya no la soltó. Aumentó su distancia con el paso de los metros y logró un colchón de cinco segundos que le sirvió para afrontar la segunda parte de la regata con comodidad y vigilando a sus rivales. Astillero quiso celebrar su título liguero con otra bandera más, pero sus esfuerzos fueron en vano. Deusto no tuvo ningún hundimiento y mantuvo su ritmo constante hasta la última palada.

En tercera posición llegó Lekittarra. Los entrenados por Osertz Alday se batieron en un emocionante duelo con Getaria, el otro bote que ha convivido con los primeros clasificados en la tanda de honor y ha estado luchando por el ascenso hasta las últimas jornadas. En esta ocasión, fueron los remeros de Lekeitio los que se llevaron el gato al agua y consiguieron la tercera posición por un segundo.