La prisión del móvil

Juan Carlos Audikana Gasteiz - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

El teléfono móvil ha cambiado por completo nuestro estilo de vida. Estamos llegando a ser o somos ya esclavos del móvil. No existe sitio ni lugar donde no se utilice el móvil, se han adoptado breves normas ciudadanas para prohibir en algunos lugares el uso del móvil, teatros, cines, iglesias, etc. Desde que apareció el primer servicio de móvil en 1946 en EE.UU. hasta hoy, cuando en España existen un 87% de móviles, alcanzando la cifra a nivel mundial de 7,9 mil millones más que personas. (...) Algunos no lo recuerdan y otros muchos lo han olvidado, pero hubo un tiempo en el que prácticamente nadie tenía un teléfono móvil. Una época en la que si llegabas tarde no podías avisar. En la que los viajeros del metro se miraban unos a otros e incluso leían libros. Y en la que ibas al cuarto de baño y leías la etiqueta del champú (...). Sin embargo, en el siglo XIX podemos decir (...) que no todo el mundo está dispuesto a formar parte de este cambio telefónico. Como si se tratase de héroes irreductibles, se resisten a la presión social que todos los demás ejercemos a veces de manera inconsciente.

Secciones