MESA DE REDACCIÓN

La ola de los impuestos

Asier Diez Mon - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

LAS burbujas económicas son la levadura del crecimiento de un país: aumentan el volumen de la tarta y alimentan los bolsillos de los que viven de su salario sin margen para el ahorro. Engordan la masa más allá de la realidad, si bien no da sustento a todos por igual. De modo que, cuando el pastel no sube lo suficiente para saciar a todos, los asalariados son los primeros que se quedan sin su porción, mientras que los que manejan la economía siguen disfrutando de la guinda y de la nata. Es entonces cuando, en circunstancias normales -si no se han derrochado los recursos-, la administración pública se transforma en una UVI móvil que asiste a los ciudadanos más desprotegidos, al tiempo que mantiene la asistencia para el conjunto de la sociedad. Cuando los gobernantes se refieren a la sanidad o la educación gratuita y universal están haciendo trampas, porque esos servicios están financiados, entre otros, con las retenciones en los salarios y en las pensiones de los ciudadanos. Así que en este momento en el que suenan tambores de subida de impuestos en España, al comparar la fiscalidad vasca con la del Estado, se constata que en líneas generales las actuaciones que Podemos quiere que el PSOE aplique ya están en marcha en la CAV. Esa ola tributaria ya baña las costas vascas y no parece que se haya quebrado ningún resorte de la economía. Al contrario, se diría que la maquinaria suena más afinada en Euskadi, donde el barco del PIB avanza y los ciudadanos no se quedan en tierra o en el mar.

Secciones