Moncloa pide a PP y C’s “lealtad” sobre Catalunya

La vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, se dispone a firmar el libro de visitas del Museo Ibero de Jaén. (EFE)

La vicepresidenta del Gobierno les acusa de “hacer política con los problemas de nuestro país” y alega que las arengas de Torra son “no atacan al Estado”

Carlos C. Borra - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. El Gobierno español respondió ayer a las exigencias de PP y Ciudadanos de actuar contra el president de la Generalitat, Quim Torra, por su llamamiento a “atacar a este Estado injusto”, afirmando que “siendo una frase absolutamente inaceptable, con frases no se ataca el Estado”. La vicepresidenta del Ejecutivo y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, agregó que “cuando existan hechos jurídicos que se puedan atacar jurídicamente, con instrumentos normales o excepcionales, el Gobierno sabe en tiempo y en forma cuáles son sus obligaciones constitucionales”. Afeó además a los partidos de Pablo Casado y Albert Rivera su actitud y les pidió “lealtad y altura de miras”, y que no hagan oposición con esta cuestión.

Fue durante el homenaje al exconseller de Interior, Joaquim Forn, y al exmajor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, celebrado el pasado viernes frente a la cárcel de Lledoners, cuando Torra afirmó: “No vamos a defendernos, vamos a atacar a este Estado injusto”. PP y Ciudadanos fueron un clamor en su exigencia de medidas contra el jefe del Govern, con una nueva aplicación del artículo 155 de la Constitución latente. Este malestar tuvo su mayor expresión en el enfrentamiento verbal que protagonizaron el sábado el presidente del PPC, Xabier García Albiol, y el propio Quim Torra instantes antes del acto por el primer aniversario del atentado yihadista perpetrado en Cambrils.

Ayer llegó la reacción de un Ejecutivo socialista que ha empezado a sufrir su situación de minoría en el Congreso de los Diputados, y que una vez finalice el periodo estival deberá tratar de amarrar todos los apoyos posibles, incluidos los de los grupos nacionalistas en la Cámara baja. Durante una visita al Museo Ibero en Jaén, Carmen Calvo aseguró que “a las derechas españolas, que están absolutamente en un discurso radical inentendible, les pediríamos que le hagan oposición al Gobierno, pero que no le hagan oposición a España y a los problemas que tiene España”.

Criticó así que populares y naranjas utilicen de forma partidista la cuestión catalana, lo que no evitó que Xabier García Albiol saliera de nuevo a la palestra y acusara a Moncloa de “esconder la cabeza bajo el ala frente a los excesos” del Govern. En un mensaje en Twitter, el líder del PP catalán consideró que la táctica del Gobierno de Sánchez “es un error” y advirtió de que “los independentistas ya han demostrado que si no se les para los pies, pasan de las palabras a los hechos”.

A preguntas de los medios, Calvo explicó que en 40 años de democracia se han “aprendido muchas cosas y enfrentado problemas gravísimos”, de modo que, “frente a determinadas situaciones, hace falta lealtad y unidad”. “Se puede entender la radicalidad, lo que no se puede entender es la falta a veces de lealtad y altura de miras para hacer política con los problemas de nuestro país”, prosiguió. La vicepresidenta añadió que al Ejecutivo socialista, “por ejemplo, le preocupa la inactividad” del Parlament catalán.

Cuestionada por si el Gobierno de Sánchez se plantea aplicar el artículo 155, consideró que “cualquier medida constitucional requiere hechos jurídicos”, algo que “dijo un día el presidente Rajoy, porque gobernaba España y sabía cuáles eran sus obligaciones”. Concluyó que “la política no se hace con frases, se hace con hechos y lo importante es hablar con todos los gobiernos”, incluido el catalán, “porque este Gobierno se siente responsable de todos los catalanes”.

Secciones