Piden dotaciones permanentes

Los migrantes piden “más implicación institucional”

El desayuno solidario organizado ayer frente al Ayuntamiento de Bilbao tenía carácter reivindicativo y de denuncia. (Oskar González)

Ongi Etorri Errefuxiatuak señala que la situación de estas personas debe atenderse de forma “integral”

B. Sotillo - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. Los 135 inmigrantes que desde el viernes pernoctan en el centro Karmela de Santutxu, que antes estuvieron en Bilbao La Vieja y que son atendidos por colectivos vecinales y organizaciones sociales, se sentaron ayer frente al Ayuntamiento de Bilbao para desayunar y para reclamar dotaciones permanentes y “suficientes” para todas las personas que están llegando a Bizkaia como parte de un proceso migratorio.

El desayuno solidario organizado por la plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak tenía como objetivo evidenciar las carencias en el sistema de acogida de inmigrantes -ya que el centro donde habitualmente desayunan estas personas cierra los domingos- y pedir al Ayuntamiento “más implicación” y que afronte la situación de los inmigrantes de forma “integral”.

La portavoz de Ongi Etorri Errefuxiatuak, Marta Abiega, señaló que con esta iniciativa han querido denunciar que las instituciones “siguen sin dar solución a este problema y se están limitando a poner parches”. Abiega manifestó que habían acudido a desayunar ante el Ayuntamiento “para pedirle a gritos de esta manera que se implique”. “Esta realidad es un tema serio que hay que afrontar de manera integral y no con parcheos de 20.000 euros que son los que ha puesto este ayuntamiento para el dispositivo de atención de tres días que gestiona Cruz Roja y solo los fuegos artificiales de la Aste Nagusia cuestan 200.000”, aseguró.

También recordó que la Cruz Roja ya ha dicho que “cuando se acabe ese dinero se acaba el dispositivo en Bilbao”. “Y nosotros creemos que este dispositivo de atención de tres noches y a la calle, tal y como está articulado, es totalmente precario”.

La representante de Ongi Etorri Errefuxiatuak relató que las 40 personas que por término medio pasan la noche en el local gestionado por Cruz Roja para atender a los inmigrantes en tránsito solo pueden pasar allí la noche. “Durante el resto del día están en la calle porque ese centro no tiene las características de un albergue”. Abiega recordó que una vez que han pasado tres noches en ese alojamiento su única opción es “quedarse la calle, sean peticionarios de asilo o personas en tránsito”. Por este motivo, más de cien inmigrantes están alojados en el centro Karmela y son atendidos por vecinos y organizaciones que cuentan con la solidaridad ciudadana para proporcionarles comida, ropa y ayuda. Estamos “esperando que las instituciones nos convoquen, nos den alternativas y hagan algo, porque parece que en verano los derechos humanos también están de vacaciones”, indicó Marta Abiega.

Llegadas

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informó el viernes de que este verano han llegado a las costas del Estado alrededor de 240 migrantes al día. Según un nuevo balance de la OIM, desde el 31 de mayo han llegado a España por el Mediterráneo un total de 18.200 personas, de forma que el periodo de mayo a agosto de 2018 ha sido el “más activo desde que comenzaron las estadísticas de llegadas”.

En estos cuatro meses, se han registrado un total de 21.723 migrantes que han llegado por mar, teniendo en cuenta que todavía quedan dos semanas para que agosto finalice. En el mismo periodo de 2017 -ya finalizado agosto- se contabilizó la llegada de 7.554 personas. Y en 2018 se han contabilizado ya 311 muertes de migrantes en la ruta del Mediterráneo occidental.

Secciones