El debut inesperado y soñado de Unai Simón

SACÓ UNA TREMENDA PARADA EN EL MINUTO 77 QUE EVITÓ EL QUE PODRÍA HABER SIDO EL 1-2 EN UN PARTIDO QUE SE COBRÓ LA LESIÓN MUSCULAR DE | Aduriz

Martes, 21 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - La sorprendente ausencia de Alex Remiro en la convocatoria por motivos extradeportivos genera un nuevo lío en la portería que no se intuía. Lo cierto es que en el Athletic y en Lezama, en concreto, están muy tranquilos en esta cuestión, porque la entidad presume de contar con una camada de excelentes porteros desde las categorías inferiores. Uno de ellos es Unai Simón, que hace pocos días había hecho las maletas para jugar cedido en el Elche y que ha vivido un regreso exprés por esa cadena de imprevistos con sus compañeros de demarcación. Al gasteiztarra, de 21 años, no le traicionaron los nervios. No pudo evitar el tanto de Silva, que suponía el 1-1, pero tuvo su momento de gloria al sacar una mano providencial a un cabezazo a bocajarro de Ojeda en el minuto 77 y cuando San Mamés ya empezaba a lamentarse de lo que parecía ser el 1-2. Fue una acción determinante para que el Athletic se lanzara de seguido hacia la meta de Cuéllar, que al contrario de su colega, se vio batido por Muniain para fortuna de los rojiblancos.

La prodigiosa intervención de Unai Simón tuvo lugar un minuto después de que Aritz Aduriz debiera retirarse por culpa de una inoportuna lesión muscular que se produjo al gestionar un remate de cabeza marca de la casa a buen servicio de Susaeta. Se detectó un escalofrío en la parroquia bilbaina ante el mal que pudiera aventurarse. El parte médico revela una “lesión muscular en los isquiotibiales de la pierna derecha”, por lo que el periodo de baja podría alargarse durante un mes.