entrenador de la cultural de durango

Igor Núñez: “Tenemos potencial para competir con cualquiera”

Al mando de una plantilla casi calcada a la del ascenso, Igor Núñez promete una Cultural “ambiciosa en todos los campos”

Una entrevista de Jon Baraja - Martes, 21 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

BILBAO. La Cultural de Durango encara la campaña del centenario tras unas vacaciones más cortas que las del resto, aunque felices por el ascenso a Segunda B. El haber empezado la pretemporada una semana más tarde que la mayoría no debería ser un problema, dado que mantienen una estructura casi calcada a la del curso anterior y no ha sido necesario proceso de adaptación alguno. Igor Núñez (Laudio, 1975) se sentará en el banquillo durangarra por sexto año consecutivo, aunque los dos primeros ejerció de segundo. Para empezar, Tabira recibirá a dos huesos: Logroñés y Mirandés.

¿Qué tal ha ido la pretemporada?

-Estoy contento con la implicación del grupo y la sensación que me da compitiendo contra equipos de la categoría. Estamos plantando cara a los rivales, lo que reafirma nuestra idea de seguir fieles a ese fútbol combinativo que nos ha caracterizado estos años.

Pradera pasó por quirófano nada más terminar el curso, mientras que Abasolo y Unai se lesionaron de gravedad en el tramo final. ¿Cómo van sus recuperaciones? 

-Unai se rompió el cruzado y esperamos tenerlo para la segunda vuelta. A Abasolo, un poco antes. Pradera ya jugó 45 minutos la semana pasada contra el Arenas y está disponible. 

Mantienen a la mayoría de los futbolistas de la pasada temporada. ¿Ve a su plantilla preparada para la Segunda División B?

-Creo que sí. Para hacer el fútbol que pretendemos, los mejores son quienes lo han estado practicando las temporadas anteriores. Nuestra idea era mantener a estos jugadores y premiarles por el ascenso, sabiendo además que son los apropiados. 

La baja más significativa ha sido la del mediapunta Iosu Egaña, que no continúa por motivos personales. ¿Le echará de menos?

-Sí, tanto en lo futbolístico como en lo humano. Es un jugador muy querido y carismático, se le echará de menos en el día a día.

El atacante Iker Amorrortu y el regreso de Jon Galarza son las novedades más destacadas. ¿Qué espera de los nuevos?

-Nos aportan cosas que nos han podido faltar y con ellos completamos la idea que teníamos el año pasado. Estuvimos un poco justos en la posición de central, en la que Jon nos ofrece aspectos diferentes a Varela y Aranda. Iker tiene mucho gol. Siempre nos ha faltado una pizca de instinto dentro del área, aunque Ekain la temporada pasada hizo muchos goles. Se complementarán muy bien.

¿Trabajan para incorporar más refuerzos?

-Estamos abiertos a que venga alguien que se ajuste a nuestra idea de juego, pero sin urgencias. Contamos con jugadores polivalentes, pero donde más nos podemos resentir es en el centro del campo, donde además solemos acumular mucha gente por nuestro juego.

Teniendo en cuenta que son recién ascendidos y la plantilla está formada por gente de la zona sin apenas experiencia en Segunda B, es posible que les consideren como la cenicienta del grupo. ¿Eso les puede beneficiar?

-Siempre suele beneficiar a un equipo el hecho de que se le infravalore. Si es algo que podemos utilizar a nuestro favor, lo vamos a hacer.

Han tenido mes y medio menos de vacaciones que la mayoría de los rivales. ¿Cómo afecta dicha situación?

-A día de hoy es difícil saberlo, lo sabremos cuando acabe la temporada y veamos el final de todo el proceso. Jugar el play-off nos permitió disputar partidos importantes contra rivales muy duros, lo que nos dio una experiencia que nos vendrá bien esta temporada.

El sorteo de Copa les emparejó con el Tudelano, en casa. No obstante, debido a que la Federación Española de Fútbol incumplió su propia normativa, lo repitieron y el rival será el Gernika a domicilio. ¿Cómo lo vivió?

-Fue muy curioso. El primero nos gustó por el hecho de jugar en casa, ya que el año pasado no pudimos. Finalmente, a corto plazo no podrá ser, ya que incluso ganando al Gernika nos tocaría viajar a Catalunya en segunda ronda. En Urbieta se verá una eliminatoria bonita, espero que la gente se desplace y se viva un ambiente especial. Afrontamos la Copa con muchas ganas y con la ilusión de que, se nos vuelva a dar bien.

En Liga, el Logroñés, en la primera jornada, y el Mirandés, dos semanas después, serán los primeros visitantes en Tabira. Casi nada.

-Y entre medias visitamos al Sanse. La temporada pasada el Mirandés fue campeón, el Sanse tercero y el Logroñés siempre tiene grandes aspiraciones. Ningún rival será sencillo, pero tenemos potencial para competir con cualquiera. Venderemos cara nuestra piel. Seguiremos apostando por un fútbol agresivo y ofensivo sea cual sea el rival. 

Dado el nivel de los citados rivales, no hay excusa para que el campo no viva ambientes de gala desde el primer día.

-Hacía mucho que no militábamos en esta categoría y esperamos que la gente responda. En junio vivimos ambientes increíbles y ojala esa gente que se ha ilusionado con el equipo mantenga viva esa llama. Saldrán orgullosos de Tabira.

¿Variará el estilo debido al salto de categoría?

-Seguiremos siendo igual de honestos con el juego y ambiciosos en todos los campos. Tener una idea común y un bloque y juego que viene de atrás nos hace fuertes. Además, cada vez que hemos especulado se nos ha dado mal. Sin balón no estamos cómodos y eso siempre se acaba reflejando en el marcador.