La vida social

La villanía como distinción

Maialen, con José Ramón Sanz, Itziar Urtasun, José Ramón Taranco, Esme Herlo, Juan Mari Aburto y Agustín Herranz. (Pablo Viñas)

El hotel Carlton acoge la ceremonia en la que fueron nombrados los cuatro nuevos villanos de honor

Javier Gamboa - Martes, 21 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

PATXI Herranz es uno de esos tipos que habría que inventar si no existiera. Ayer condujo, en uno de los salones del Hotel Carlton, la ceremonia de nombramiento de los Villanos de Honor de este año. Frente al estaribel no cabía un alfiler a eso de las dos del mediodía. La hora y la capacidad de convocatoria devoraron el aire acondicionado. Y falló la pila del micrófono. Patxi solventó el trance con salero y oficio. Luego presentó el acto con equilibradas dosis de sentido del humor, ternura y admiración. Además de con la colaboración de la concejala Itziar Urtasun.

Las labores de logística de certificados de villanía de honor corrieron a cargo de Marino Montero, en su vertiente de rector de la Compañía de Gargantúa. Junto a él, Francisco Gutiérrez, director del Carlton, y José Ramón Taranco, director de patrocinios de Laboral Kutxa. Ambas empresas y el Ayuntamiento de Bilbao apoyan esta iniciativa que ya es un clásico de Aste Nagusia.

En este año 718 de la villanización de Bilbao fueron distinguidos el reconocido periodista Agustín Herranz, la bloguera y escritora bilbainista Esmeralda Herlo, el diseñador de lencería masculina Manuel de Gotor y el nadador José Ramón Sanz Ródenas.

MAIALEN A pesar de la calidad de los nuevos villanos, la mayor salva de aplausos la recibió la pequeña Maialen. Ella misma, micro en mano, aclaró que la rara enfermedad que padece se llama síndrome de Donahue. Para centrar la atención sobre su caso fue por lo que José Ramón Sanz Ródenas cruzó a nado el Canal de la Mancha hace unas semanas. Dio brazadas durante 48 kilómetros sobrellevando frías corrientes, vientos y la efusividad de los bancos de medusas. Todo un héroe moderno. Y Villano de Honor.

El internacional diseñador de moda masculina, Manuel de Gotor, excusó su presencia por la necesidad de atender cuestiones personales. La bloguera Esmeralda Herlo confesó nerviosismo y emoción. “Estoy acostumbrada a ver espaldas en los actos a los que acudo y, claro, ahora veo caras”, afirmó la autora de Bilbao en píldoras.

Tras un diálogo hilarante entre premiado y presentador, dos hermanos de bigotes, Agustín Herranz recibió su diploma de manos del alcalde de Bilbao, JuanMari Aburto. “Cuando abro el documento y veo que pone: en el nombre de Don Diego... no me atrevo a leer más”, aseguró el reconocido periodista con una sonrisa. Amenizó el evento, con su voz y guitarra el popular cantautor Iñaki Basabe.

Asistieron al acto la teniente de alcalde, Nekane Alonso, y los concejales Oihane Agirregoitia, Xabier Ochandiano, Alfonso Gil y Beatriz Marcos. Lo mismo que el director del hotel Abando, Iñigo María de la Fuente, el incombustible comparsero Josemari Amantes, Arturo Trueba, Elena Marsal, Gontzal Azkoitia con Amaia Contreras, Xabier Zaldumbide, Iratxe Iturburu, Ainhoa Alzaa, Elena Ortega, Tosi Romero, Amaia Sanz, Fátima del Río, Francisca Nieto, Amaia Deprit e Iker Aulestia.

No faltó Carmelo Herranz, hermanos de los locutores, junto a Juan Audicana, ni el exfutbolista rojiblanco Óscar Tabuenka, o Julián Gómez, de Tour Magazine Bilbao Bizkaia. Estuvieron en el nombramiento de Villanos de Honor, asimismo, el presidente del Club Cocherito, Antonio Fernández Casado, la siempre elgante Yolanda del Hoyo, las periodistas Begoña Beristain y Leire Gondra, además del Ilustre de Bilbao y Villano de Honor, Jon Ortuzar, o el arquitecto cubano Julio García.

Por el atrio del Carlton se dejaron ver el escritor Javier Urroz, la actriz Gurutze Beitia con su hermana Idoia, el maestro sastre Javier de Juana, de punta en blanco, el presidente de Unicef Comisión País Vasco, Isidro Elezgarai, y el hombre de baloncesto JJ Davalillo. También pasaron por el Carlton Juan Antonio Ruiz y el académico de ciencias veterinarias Francisco Dehesa. Disfrutaron del ambiente Juan Luis González, María Ipiña, Eugenia Maravall, Vanessa Acillona, Amelia Zubiaga, Carmen Ruigómez, Izaskun Bilbao y Román García.

Secciones