La actualidad

¡¡¡Aquí sobran huevos!!!

Maestros cocinillas toman el recinto de fiestas para participar en el concurso de tortilla de patatas, organizado por Bilboko Konpartsak

Iñaki García - Miércoles, 22 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. Camping gas, sillas, carpas... Personas que portaban todos estos objetos acamparon en El Arenal durante la mañana de ayer. De todos los concursos gastronómicos que organiza Bilboko Konpartsak habitualmente el más populoso es el de tortillas. En un ambiente festivo, las cuadrillas, finalmente, prepararon un total de 423 tortillas de patata.

Los concursantes, equipados con todos los utensilios de cocina necesarios para desarrollar la tarea, cocinaron en un ambiente muy distendido mientras escuchaban música y hablaban animadamente entre ellos.

Los ingredientes, más económicos que los de otros concursos, permiten la participación a una mayor cantidad de personas. De hecho, desde Bilboko Konpartsak van a promover la utilización de un bacalao más barato de cara a incrementar la asistencia en otras iniciativas, una medida que se adoptará ya en el próximo concurso de bacalao al pilpil.

Luis Ángel, el encargado de preparar el concurso, destaca que se trata de la disputa gastronómica “más popular, seguida por la de marmitako”. Además, añade que siempre participa “mucha gente joven”. Este año el número de piezas a competición ha superado la del curso pasado. Aunque se queda lejos de las más de 1.000 reunidas hace tres ediciones.

Después de trabajar en equipo durante una mañana en la que se mezcló la diversión y la competición, llegó el turno para la valoración final.

Los jueces no dieron abasto por la amplia cantidad de tortillas que debían juzgar. Pese a que los ingredientes no pueden variar en exceso, más allá de la clásica disputa entre los que la prefieren con o sin cebolla, las había de todas las formas posibles. Y con las más diversas presentaciones.

En la disputa final la comparsa ganadora resultó Komantxe, perseguida muy de cerca por Txori Barrote y Abante. En el concurso libre la pugna fue aún más dura y los bilbainos de Intxausti se impusieron por únicamente medio punto al grupo de Mungia Aitortilla.

Así, habrá que esperar hasta el año que viene para que las tortillas vuelvan a inundar El Arenal.