La actualidad

Gogorregi: “Marchando un katxi solidario”

Una joven de la Fundación Síndrome de Down sirve un katxi de cerveza en la txosna de Gogorregi. (Oskar González)

Por segundo año consecutivo, los jóvenes de la Fundación Síndrome de Down hacen turnos en la txosna de Gogorregi

Yaiza Pozo - Miércoles, 22 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. La txosna de Gogorregi se volvió a llenar ayer, por segundo año consecutivo, de solidaridad, ilusión y de buen ambiente con los casi 50 jóvenes que hicieron turno en su barra. Los katxis de cerveza volaron durante toda la jornada para que todos pudiesen disfrutar de una Aste Nagusia diferente. “Ellos también tienen derecho a pasarlo bien y es importante darles visibilidad”, dijo la presidenta de la Fundación Síndrome de Down, María Iturriaga. “Se lo pasan genial y son felices”, prosiguió. Para la propia comparsa también era un día especial. “Que estén con nosotros durante todo el día es muy bonito porque vemos cómo disfrutan. Además, seguimos con nuestro lema, que es Jaietan jai”, comentó Errupin Jauregi de Gogorregi.

Para Ainhoa Pérez era la primera vez que se ponía detrás de una barra y los nervios se reflejaban en su rostro. “Mis compañeros y mi familia me han dicho que esté tranquila, así que tengo muchas ganas de probar cómo se me da servir hasta las 23.00 horas”, comentó la joven. Por el contrario, Joanes Uriarte, Ur-tzi Martín y Borja Arkaitz Martín repetían experiencia. “Lo que más nos piden son katxis de cerveza, pero repetimos porque nos gusta participar y alegrar a la gente que viene”, decía Uriarte.

Bajo la atenta mirada de sus familiares, los jóvenes demostraron cómo se desenvuelven con el cañero. “Me ha sorprendido la soltura que ha tenido mi hijo. Estoy encantada porque esto le anima a estar con gente. Lleva tres años en la fundación y le tenía que haber metido antes porque está feliz”, confesó Ana Mari González, ama de Borja.

Los nervios se quedaban en casa y los clientes que se acercaron durante toda la jornada a la txosna se mostraban encantados. “Lo hacen muy bien”, dijeron Amaia Gómez y Edurne González, que durante el mediodía fueron a tomar algo para dar inicio un día lleno de fiesta. “Siempre venimos a Gogorregi y nos parece genial que nos sirvan los chicos y las chicas de la fundación. Cada año lo hacen mejor”, dijeron.

Estos jóvenes confesaron que les encanta disfrutar de Aste Nagusia. Después de terminar sus turnos, unos prefirieron continuar la fiesta yendo a los conciertos mientras que otros, los menos fiesteros, solo a ver los fuegos. Lo que tienen claro es que el próximo año volverán a la txosna para no perder experiencia. “Nos encanta estar aquí porque nos lo pasamos muy bien”, concluyeron.

Secciones