Defensa del huesca

Xabi Etxeita: “El Athletic debería ser la máxima aspiración para los jugadores de la cantera”

Xabi Etxeita, defensa del Huesca.

Xabi Etxeita, cedido en el Huesca en su último año de contrato con el Athletic, atiende a DEIA antes de visitar el lunes (22.00 horas) San Mamés como visitante

Una entrevista de Arkaitz Aramendia - Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. Xabi Etxeita (Zornotza, 31-X-1987), titular el pasado domingo en la histórica victoria que firmó el Huesca en su visita al Eibar, lo tiene claro: “Mi sueño siempre ha sido jugar en el Athletic y lo he conseguido”. El central, sin embargo, fue descartado por Eduardo Berizzo al inicio de la pretemporada y defiende este curso los colores del conjunto ilicitano, donde asoma como titular en el centro de la defensa a sabiendas de que le resultará “muy difícil” regresar a Bilbao y conseguir una renovación como león. “Nunca se sabe, pero sé que es muy difícil y ahora mismo no pienso en eso”, afirma. El lunes, eso sí, será titular en San Mamés, donde admite que experimentará sensaciones “raras” en su primer encuentro oficial contra los rojiblancos, cita que afronta con “ilusión” tras no ver incluida ninguna cláusula en su cesión que le impida pisar el césped de La Catedral, su hogar en los cinco últimos años.

Primera jornada, debut como titular en Eibar y victoria histórica para el Huesca en su estreno en Primera División. No ha comenzado nada mal el curso para usted.

-Sí, estamos contentos porque fue un partido emotivo para todos al ser el primero que jugaba el Huesca en Primera y conseguimos sumar los tres puntos.

¿Qué grupo se ha encontrado?

-Cuando sales del Athletic sabes que no vas a encontrar un vestuario igual en ningún sitio y después de estar cinco años allí, tenía esa duda de a ver qué tal con la gente, pero la verdad es que me ha sorprendido lo que he encontrado. Me han recibido muy bien. Hay jugadores de todos los lados, pero es gente sana y de momento hay un buen grupo.

¿Notó desde su llegada la confianza de Leo Franco?

-Sí, el míster me llamó antes de firmar para trasladarme que quería que estuviese aquí con ellos y desde el principio me ha transmitido su confianza. Contento en ese sentido también.

Su ayudante es Pablo Orbaiz, a quien conoce bien tras compartir vestuario con él en el Athletic. ¿Le ayudó a decidirse?

-Así es. También hablé con él antes de llegar y me explicó un poco cómo iban a trabajar aquí. Ha sido una de las piezas importantes a la hora de tomar la decisión de venir al Huesca, porque era la única persona que conocía de este entorno.

Tuvo la confianza de ambos, pero no la de Eduardo Berizzo en el Athletic.

-Me dijo que no iba a tener muchas posibilidades de jugar y de tener continuidad al no haber competición europea y que podía buscarme una salida si me satisfacía. A partir de ahí empecé a contactar, el Huesca insistió mucho en mí y decidí venir, pero las dos semanas y pico que estuve entrenando con Berizzo estuve muy bien. Me trató como a uno más en todo momento.

¿Pensó en quedarse e intentar ganarse un puesto de nuevo o entendió desde el inicio que lo mejor era salir?

-Vi que era bueno para mí salir. Llevaba un par de añitos sin continuidad y era bueno para mí buscar algo que me pudiera satisfacer, porque los años pasan y uno quiere sentirse futbolista a través de otros retos e ilusiones.

¿Hasta qué punto le ha desgastado tener que reivindicarse cada temporada desde que volvió al Athletic en 2013?

-Sí desgasta porque son años que tienes que estar siempre al límite. Hay momentos en los que he jugado y otros en los que no, pero siempre he intentado trabajar al máximo porque sé que el fútbol da muchas vueltas. He tenido rachas de todo, pero a estas alturas ya digo que creo que era bueno para mí salir.

Yeray, Núñez, la reconversión de Nolaskoain como central este verano... Competencia no le ha faltado últimamente. ¿Diría que es la zona del campo en la que más caro ha estado jugar en los últimos cursos?

-Sí, la verdad es que en los últimos años han salido jugadores de abajo que han venido apretando y esa competencia es buena para el club. Ves a chavales nuevos que salen rinden a buen nivel y eso es positivo.

Ahora se encuentra cedido en su último año de contrato. ¿Por qué se decantaron por ese tipo de salida?

-Porque nos beneficiaba a todos. Entendimos que era bueno para las partes hacerlo así y llegamos a un acuerdo.

¿Ve opciones de regresar a Bilbao y renovar?

-Nunca se sabe, pero sé que es muy difícil. Ahora mismo, de hecho, no pienso en eso, sino en intentar hacer el mejor año posible en el Huesca y alcanzar los objetivos que nos hemos marcado tanto en lo individual, como en lo colectivo.

Nunca ha escondido que su sueño era seguir en el Athletic. ¿Qué siente cuando ve que hay otros jugadores que optan abandonar el club o se niegan a aceptar una renovación, como es el caso de Remiro?

-Hombre, yo puedo hablar desde mi visión. Desde pequeño siempre he vivido el Athletic como mi meta. No sé si por mi entorno, por mi familia o por mis amigos también, pero mi ilusión siempre ha sido jugar en el Athletic y lo he conseguido. La gente es libre de hacer lo que quiera y si otros han valorado ir a otros clubes, son cosas de ellos, pero desde mi punto de vista el Athletic debería ser la máxima aspiración para los jugadores de la cantera.

Javier Clemente dijo el pasado martes que el Athletic ya no es lo que era en cuanto al cariño y el apoyo que se da a los jugadores cuando más lo necesitan. ¿Qué opina al respecto?

-No sé, no quiero entrar en eso, ni valorar esos comentarios, pero en la experiencia que he tenido yo como jugador del club no he tenido ningún problema.

De lo que no cabe duda es de que su trayectoria como rojiblanco es lo más parecido a una montaña rusa. ¿Qué explicación le encuentra?

-El fútbol es lo que es. De un día para otro cambian mucho las cosas y no solo en el Athletic. Ha habido muchísimos casos así en el mundo del fútbol. Es difícil tener una continuidad y es cierto que he tenido rachas de jugar mucho y otras temporadas en las que he jugado menos, pero así ha sido mi carrera hasta el momento.

Cabe recordar que en octubre de 2015 se convirtió en internacional absoluto de la mano de Vicente del Bosque. ¿Qué significó para usted?

-Para mí fue un reconocimiento al trabajo que estaba haciendo. Supuso una satisfacción que me valoraran así.

¿Qué objetivo se marca esta temporada?

-Primero priorizar el objetivo de mantener la categoría y, después, intentar aportar lo máximo que tengo al grupo e intentar disfrutar del fútbol de otra forma, buscando otros retos.

El partido del lunes será especial para usted. Se le hará raro jugar contra el Athletic en San Mamés.

-Sí, será muy emocionante y emotivo para mí. Nunca he jugado contra el Athletic y hacerlo en San Mamés será raro, pero lo afronto con ilusión.

¿Cómo imagina el momento de saltar al césped, mirar a la grada y saber que lleva el escudo del equipo visitante?

-No lo sé, todavía no me lo he imaginado, pero seguramente será una sensación muy rara al no haberla vivido nunca.

¿Tuvo que pelear para poder ser alineado frente a sus excompañeros? Mikel Vesga, cedido en el Leganés, no pudo jugar el pasado lunes.

-No. Tuve la oportunidad de salir cedido sin esa cláusula y, personalmente, estoy con ganas de jugar ese partido. Es un encuentro importante.

Después de ganar al Eibar en Ipurua, el Athletic está advertido de lo que son capaces.

-Sí, está claro. Para nosotros debutar en Primera con una victoria fue muy importante y creo que tenemos un buen equipo. Sabemos que somos uno de los clubes más humildes de la categoría, pero podemos dar guerra y ya lo demostramos en Ipurua.

¿Qué Huesca quieren que se vea en San Mamés?

-Intentaremos hacer un partido similar al que realizamos en Eibar, estando fuertes atrás y aprovechando arriba las pocas oportunidades que podamos tener. Mejorando un poco lo que hicimos en Ipurua, trataremos también de tener un poco más el balón, aunque sabemos que será muy difícil porque el Athletic es un equipo que hace una presión muy buena y siempre intenta llevar la iniciativa. Aun así, intentaremos hacerlo lo mejor posible.

Secciones