se bañaron en una zona fluvial de okondo

Dado de alta el bañista hospitalizado por un posible caso de leptospirosis

El joven que permanecía hospitalizado en el hospital de Galdakao después de confirmarse un caso de leptospirosis entre un grupo de bañistas en un río del municipio alavés de Okondo ha sido dado de alta esta mañana, ha confirmado el Departamento de Salud.

EFE - Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 14:09h.

GASTEIZ. Este joven era el único de las cuatro personas hospitalizadas que permanecía ingresado tras las sospechas de que pudieran haber sido infectados por la bacteria que provoca la leptospirosis.

Otras tres personas de ese grupo fueron ingresadas pero ya fueron dadas de alta y una quinta fue atendida en el servicio de Urgencias del hospital vizcaíno de Basurto, aunque no precisó hospitalización. 

Por el momento solo se ha confirmado un caso de infección por leptospirosis entre los cinco atendidos. A los otros cuatro se les realizaron los correspondientes análisis y dieron negativo, aunque les harán más pruebas por si han generado anticuerpos a la bacteria, han aclarado las fuentes. 

Salud Pública habitualmente analiza las aguas en playas, piscinas y pantanos, es decir, en zonas donde está permitido el baño, por lo que en este caso no tiene previsto estudiar el estado del río a su paso por Okondo dado que no es una zona apta para el baño y ha vuelto a recomendar a la ciudadanía que no se sumerja en el lugar. 

Además, en el caso de que se tomaran muestras en Okondo los resultados no serían concluyentes ya que las condiciones en el curso del río cambian constantemente por causas climatológicas. 

La leptospirosis es una enfermedad bacteriana aguda que afecta tanto a humanos como a animales y se adquiere a través del contacto directo o indirecto con la orina de animales infectados como las ratas y otros de especies canina, porcina y caprina.

La vía de entrada es a través de las mucosas, principalmente las de la boca, ojos y nariz, o por cortes o abrasiones de la piel. Además, también puede transmitirse por inhalación, aunque la infección de persona a persona es rara.

Puede tener múltiples presentaciones clínicas aunque las comunes están asociadas a cuadros gripales como fiebre, escalofríos, mialgias, cefalea e inyección conjuntiva. Según ha recordado el Gobierno vasco, la leptospirosis tiene un período de incubación de entre 5 y 14 días.