Procedente de los Yellow Jackets de Georgia Tech

Ben Lammers, defensa para la zona bilbaina

El pívot estadounidense de 22 años y 2,08 metros debutará como profesional en el Bilbao Basket

J. L. - Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao. El Bilbao Basket completó ayer su rotación de pívots con la incorporación de Ben Lammers, un jugador de 2,08 metros que llega procedente del baloncesto universitario estadounidense, de los Yellow Jackets de Georgia Tech. Lammers (12-XI-1995, Houston) formará pareja interior con el danés Kevin Larsen y su función irá más encaminada hacia la parcela defensiva, que es donde se concentran la mayor parte de las virtudes de su juego. La dirección deportiva de la entidad de Miribilla le define como “un pívot que destaca por su gran capacidad defensiva y reboteadora, pero que también tiene calidad para ser una referencia ofensiva. Es un jugador joven pero acostumbrado a tener mucha responsabilidad en su universidad, por lo que esperamos que su adaptación al equipo y al baloncesto europeo sea rápida”.

El de Texas ha completado su ciclo de cuatro cursos en la NCAA. En los dos primeros apenas tuvo protagonismo, pero en la campaña 2016-17, con Josh Pastner ya en el banquillo, pasó a jugar 35 minutos por encuentro y promedió 14,2 puntos, 9,2 rebotes, 3,4 tapones y 2,1 asistencias, lo que le valió para ser elegido mejor jugador defensivo de la Atlantic Coast Conference. El evidente paso al frente de su juego y su gran labor en labores de retaguardia -en la universidad le apodaban The Laminator y Vanilla Godzilla- permitió a los Yellow Jackets llegar hasta la final del torneo NIT. Sus estadísticas bajaron el pasado ejercicio -11,7 puntos, 8,1 rebotes y 2,4 asistencias- y tras entrenar con diversas franquicias de la NBA en verano, Charlotte entre otras, y tomar parte en el campus para jugadores de la Liga de Desarrollo será en Bilbao donde debute como profesional.

Jon Aldekoa, vinculado Además, el Bilbao Basket incorpora a Jon Aldekoa, base vizcaino de 18 años, que reforzará los entrenamientos del primer equipo y jugará vinculado en el Santurtzi.