ACABÓ la pasada medianoche

Euskadi cierra una costera del atún "muy buena"y "rentable"

La campaña suele alargarse hasta octubre, pero este año ha acabado antes por la "gran cantidad" de atún en el Golfo de Bizkaia

La costera del atún de este año que acabó ayer ha sido "muy buena", según el director de Pesca del Gobierno vasco, Leandro Azkue, quien ha asegurado que ha resultado "rentable" para la mayoría de la flota vasca tanto por el volumen de capturas como por el precio, similar a año pasado. 

EFE - Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 13:51h.

GASTEIZ. En declaraciones, Azkue ha destacado la "excepcionalidad" de esta costera, que ha sido muy corta porque ha habido una mayor entrada de atún en el Golfo de Bizkaia, lo que ha permitido que los barcos no hayan tenido que irse lejos a pescar por lo que se ha consumido rápidamente la cantidad de captura fijada. 

La cuota para este año estaba establecida en 15.000 toneladas para todo el Cantábrico y Canarias. Se trata de una cuota que no está distribuida por comunidades autónomas ni por barcos sino que es estatal y la gestiona el Gobierno central. Además se fija por trienos. 

En un principio el Ministerio de Agricultura y Pesca había decretado un cierre precautorio el 18 de agosto pero finalmente acordó ampliar el plazo y finalizar la costera ayer, día 22. El martes se había consumido ya el 97 % de la cuota fijada para España. 

Azkue ha explicado que todavía no hay datos concretos sobre la cantidad de atún pescada por los barcos vascos porque todavía lo están desembarcando. 

Tradicionalmente la campaña se alargaba hasta octubre, pero este año ha acabado antes por la "gran cantidad" de atún en el Golfo de Bizkaia, algo que puede deberse a diversos factores como la abundancia de anchoa pequeña en esas aguas, fuente de comida para el atún.  

Azkue ha reconocido que la contrapartida podría haber sido una bajada importante del precio, algo que "afortunadamente" no se ha producido. Según ha indicado, el precio medio en lonja se sitúa en 3,60-3,70 euros, unos 10 o 20 céntimos menos que el año pasado. 

"Teniendo en cuenta la excepcionalidad de la costera de este año, el precio es razonablemente bueno", ha considerado el director de Pesca, quien ha explicado que el hecho de que una parte importante de los compradores haya sido la industria conservera ha mantenido el suelo del precio. 

"Estamos contentos tanto por la parte extractiva, de los pescadores, como por la implicación de la industria conservera comprando nuestro bonito y no acudiendo a otros mercados", ha resumido. 

Respecto a la posibilidad de incrementar la cuota, Azkue ha explicado que es algo que habrá que negociar para el trienio 2021-2023, aunque ha reconocido que se podría incrementar si se mantiene el buen estado del "stock" de esta especie.  

También ha dicho que en esta costera el Gobierno Vasco solicitó al Ejecutivo central que se explorara la posibilidad de negociar con otros países europeos el intercambio de la cuota de atún por otras especies, algo que Azkue entiende que no ha fructificado dada la decisión de cerrar definitivamente la pesca ayer. 

Tanto los pescadores vizcaínos como los guipuzcoanos están satisfechos con esta campaña. La secretaria general de la Federación de Cofradías de Pescadores de Gipuzkoa, Miren Garmendia, ha reconocido a Efe que el hecho de que la costera haya sido tan corta ha sido por una parte "positivo", ya que las "capturas han sido importantes", lo que denota que la pesquería está en "buena situación", y además ha sido "rentable" ya que el "precio se ha mantenido". 

Garmendia ha opinado que la situación del stock de bonito del norte es "buena" y que podría soportar un mayor esfuerzo pesquero con un incremento de cuotas. No obstante, ha recalcado que "las reglas de juego son las que son y hay que respetarlas". 

En el lado negativo, ha expresado su "preocupación" por el tiempo que queda hasta que concluya el año. "Tenemos muchos trabajadores que necesitan actividad y rentabilidad", ha recalcado. 

Fuentes de la cofradía de pescadores de Bermeo han mostrado a Efe por su parte su deseo de que el precio de los últimos bonitos suba un poco, al tiempo que han calificado de "muy buena" la campaña de este año. 

Han explicado que ahora algunos barcos pararán y otros irán a por patudo -un atún de carne roja- una especie más costera y menos abundante que el bonito cuya pesca está autorizada hasta finales de septiembre.