¿Clasificación o formación?

El técnico del Bilbao Athletic, Gaizka Garitano, bromea en una charla. (Foto: Juan Lazkano)

El Bilbao Athletic abre la liga ante el Tudelano mañana a las 16.00 horas en Lezama

Un reportaje de Juan C. Grande - Viernes, 24 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

de nuevo aparece la duda en el objetivo del Bilbao Athletic, al que se le vuelve a cruzar en el camino una nueva e ilusionante temporada en Segunda B. Por un lado, mirando al primer equipo, es tremendamente optimista ver debutar en San Mamés a jugadores como Peru Nolaskoain o Diego Simón en el once del Athletic del pasado lunes y, analizando con detenimiento la pretemporada del conjunto rojiblanco, ver a promesas como Andoni López (finalmente cedido al Almería), Guruzeta, Iñigo Vicente, Iñigo Muñoz o el juvenil Oihan Sancet jugándose el puesto en la plantilla de Eduardo Berizzo. Es un signo de relevancia. Por otro lado, considerando las últimas temporadas del filial, tanto con Ziganda como la última con Gaizka Garitano en el banco, con un ascenso a la Liga 1/2/3 y varios play-offs de ascenso -el año pasado sellada con un meritorio cuarto puesto- deja a las claras que el listón y la exigencia deben ponerse ahí: en lo más alto. Cuanto más arriba, mejor, incluso buscando el exigente premio. El esfuerzo del grupo ofrecerá éxitos individuales y viceversa. No hay duda.

Pero todo eso es la teoría. En la práctica, la plantilla del Bilbao Athletic ha evolucionado de su origen tras recibir la inyección de jugadores que, por el momento, no tienen sitio en el Athletic. Finalmente, los dos ‘Iñigos’ y Guruzeta retornan al filial. Y al parecer Nolaskoain y Simón, debutantes con el Athletic contra el Leganés, y Guruzeta y Sancet, podrían tener sus oportunidades y se les verá alternar con los dos equipos, dependiendo de las necesidades del técnico argentino. Junto a los ascensos al primer equipo, las salidas de hombres importantes del Bilbao Athletic en el anterior curso también han sido notorias. Es lógico. Ley de vida de cualquier filial. Óscar Gil y Unai Bilbao, los capos de la retaguardia probarán suerte fuera del abrigo de Lezama, uno en el Racing de Santander y otro en México. Tarsi, Undabarrena (Tenerife), Dopi (Barakaldo) y Oli (Amorebieta) también cambian de aires. Gaizka Garitano, en su segunda temporada, tiene mimbres nuevos y también tarea para reemplazarlos con éxito. Y es que el técnico deriotarra durante la pretemporada también se ha visto obligado a aligerar la numerosa plantilla con las cesiones de jugadores que se incorporaron al Basconia el pasado mes de diciembre como Iker Amorrortu (Cultural de Durango) y Adrián Celador (Arenas).

La apuesta por la juventud viene de la mano de Vencedor, Asier Córdoba y el ya nombrado Sancet. Un trío de jugadores de la tan esperanzadora generación del 2000 que desde el virtuoso Athletic Juvenil del año pasado se han saltado el curso de la Tercera División en el Basconia al haber aprobado con nota de sobresaliente. Pocos jugadores evitan esta asignatura y casi siempre han sido los que, más tarde o más temprano, tienen su oportunidad de llegar al primer equipo. Es buena señal, aunque es verdad que la exigencia será máxima para intentar hacerse un hueco. Un caso aparte merece el capítulo de Asier Villalibre, aconsejado por Berizzo para que vuelva a foguearse con el filial rojiblanco y ya se reestrenó en pretemporada contra el Tudelano. No salió bien su apuesta en Valladolid y Lorca y la mejor opción es quedarse en Lezama aunque tope con la ascensión de Andoni Benito, otro nueve que deberá examinarse ahora con compañía en la punta de ataque del Bilbao Athletic.

Desde fuera de Lezama llegan tan solo dos integrantes: Oier Luengo (Amorebieta), que puede actuar de central y de medio centro, y el lateral zurdo Odei Arrieta (Real Sociedad B). Jurgi Oteo y Unai Etxebarria llegan de Barakaldo y Leioa, respectivamente, pero se encontraban cedidos y ya conocen la casa. Lo demás son los nombrados ascensos del Juvenil y los del Basconia.

Buenas sensaciones La pretemporada del Bilbao Athletic ha sido positiva en cuanto a resultados. Cuatro triunfos, cuatro empates y una derrota -por 4-0 frente a la Ponferradina en Burgos-. El Bilbao Athletic venció 1-0 al Zamudio, 3-0 al Arenas y a la Cultural de Durango por 0-3. Empató 1-1 contra Burgos, Barakaldo y Tudelano y sin goles frente al Arenas en un triangular. El único pero del equipo de Garitano es la derrota por goleada que llegó hace una semana en la última de las probaturas del filial. Por su cercanía con el arranque liguero. Así que el telón se levantará para los cachorros mañana a las 16.00 horas con la visita a Lezama del Tudelano, de los exrojiblancos Ion Vélez, Néstor Salinas y Julen Arellano, justamente el último rival que cerró la anterior temporada al que se le venció por 2-0, con tantos de Iñigo Muñoz y Guruzeta. El colegiado será el asturiano Ruiz Álvarez.

Secciones