aburto demanda que Bilbao sea ejemplo de ciudad libre de agresiones

“Aste Nagusia es el evento más importante de Bilbao”

Juan Mari Aburto abre las puertas del consistorio a más de 200 personas de todos los ámbitos sociales

Ane Araluzea - Viernes, 24 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - En una estampa poco habitual -al menos en lo que a la literalidad se refiere- la casa consistorial de Bilbao abrió ayer sus puertas de par en par. La ocasión lo merecía. La recepción que ofreció el alcalde Juan Mari Aburto acogió a las fuerzas vivas de la sociedad vasca que no quisieron perder la ocasión de conmemorar el 40 aniversario de Aste Nagusia en un acto que se llevó a cabo, como los grandes eventos, en el Salón Árabe. Frente a una multitud de 200 personas que representaban a todos los ámbitos sociales, el alcalde destacó “sin ninguna duda” que Aste Nagusia es “el evento más importante y el de mayor orgullo para esta ciudad”.

Una afirmación que adquiere más peso este año 2018 en el que la ciudad ha acogido eventos como las finales europeas de rugby o los saltos de Red Bull además de otros actos que están por llegar, como los premios MTV que tendrán lugar en noviembre. En esa línea, el primer edil destacó que “la Semana Grande se ha convertido en un referente internacional por ser una de las mayores ofertas de ocio y cultura gratuita del sur de Europa”. Así, destacó los más de 400 actos programados por el Ayuntamiento y los más de 1.000 en toda la ciudad.

Aburto confesó sentirse “muy emocionado” por esta recepción promovida cada año durante Aste Nagusia, “la más grande del mundo” y en la que “todo el mundo es bien recibido”. Asimismo, destacó que se trata de “un acto sencillo en el que aprovechamos también para dar las gracias a todas las personas que hacen posible y trabajan sin parar para que Aste Nagusia siga brillando con luz propia, sin sobresaltos”. Destacó en especial la labor realizada por “una gran plantilla”, que va desde los equipos municipales que elaboran el programa festivo, a los equipos de limpieza, seguridad y un largo etcétera en el que también mencionó a la txupinera y al pregonero, presentes en el acto.

Por otro lado, insistió en el redondo aniversario de la celebración, que cumple 40 años seguidos “de alegrías, y algunas penas también” que han hecho a la sociedad bilbaina “madurar y aprender” pero, sobre todo, “disfrutar y querer más aún a nuestra ciudad”. De hecho, destacó que ha sido “un viaje trepidante” que logró que la capital vizcaina saliera del “gris y la tristura” de unos años de la dictadura para “buscar la alegría de la calle, la música y el teatro, la magia de los fuegos artificiales, las txosnas...”.

En ese mismo viaje, subrayó que se ha dejado “atrás el dolor del terrorismo y la violencia por la luz de la paz y la convivencia” y en el que se recuerda además “aquellos tiempos de sequía y de las terribles inundaciones”, las mismas que sacaron “lo mejor de los bilbainos y las bilbainas: la solidaridad, la camaradería, la unión y la fe”. Entre los recuerdos que destacó hubo espacio para La Otxoa y su reivindicativo Libérate o la canción Bienvenidos de Miguel Ríos que sonó en una “multitudinaria” actuación en Txurdinaga en 1982.

No es no Juan Mari Aburto no olvidó referirse a uno de los mayores caballos de batalla en los contextos festivos. El alcalde apeló a que Bilbao sea ejemplo de una ciudad libre de agresiones, un mensaje que cada vez cala más hondo. “Quiero reiterar una vez más que en Bilbao no tienen cabida las personas violentas de ningún tipo”, expuso englobando en dicha alusión también sucesos como el asalto a dos mujeres en San Francisco, ocurrido esta semana. Asimismo, añadió que “aquí levantamos la mano para poner freno a todo tipo de agresiones, se llame como se llame, ez beti da ez! No es no”, expuso. Por ello, animó a que los ojos estén “vigilantes” para que “nadie quede impune”. “Si veis algo raro, no volváis la cabeza. Tenemos que ser ejemplo también en esto. Esa bilbainia tan nuestra también tenemos que aplicarla en este no es no”.