¿Cuándo le tocará el turno?

Juan Carlos Audikana Gasteiz - Sábado, 25 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

¿Por qué es tan difícil abordar el cambio o desaparición del Senado en España? Siempre que sale a colación el tema en cuestión, se retrasa a buscar tiempos mejores de concordia. Así hasta cuándo vamos a seguir “pagando” a sus señorías un sueldo y unas dietas por asistencia a sesiones que en nada o casi nada tienen que ver con el desarrollo de la nación. El Senado, debemos de reconocer que tiene un papel secundario, sin apenas poder decisorio, su única tarea es y ha sido repercutir el eco sordo de lo que se decide en la Cámara Baja. Para muestra un botón: PSOE y Podemos acuerdan obviar al Senado y aprobar el techo de gasto de los presupuestos por el artículo propio de la verdadera democracia.

La sociedad está un poco hartita de tener esa duplicidad absurda y exige saber por qué razón debemos pagar por una institución que no nos aporta nada en absoluto, sino es puestos de trabajo para una cantidad de parados políticos o retiro de viejas glorias.

Es el momento de echar el cierre al Senado y tal vez dedicarlo a otros menesteres no políticos de los que muchas veces exigimos como ciudadanos, para inmigrantes, para la tercera edad, etc.. Menos parlamento y más democracia.