Amparo a Williams

Iñaki Williams, en el centro de la imagen, durante el entrenamiento de ayer en Lezama. (Pablo Viñas)

De Marcos dice que “estamos todos para arroparle” tras su ‘affaire’ en Aste Nagusia y confía en que los “temas extradeportivos” no afecten

P. Ruiz - Domingo, 26 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

BILBAO. El fútbol ha pasado a un segundo plano en los últimos días en el entorno Athletic. No en vano, se ha hablado largo y tendido sobre asuntos extradeportivos, en referencia a los vídeos colgados en las redes sociales que recogían diferentes secuencias protagonizadas por jugadores rojiblancos, en especial Iñaki Williams y Aritz Aduriz, en la madrugada del pasado miércoles durante la Aste Nagusia bilbaina y que han generado su punto de polémica. Todo ello a pocos días de la segunda cita consecutiva en San Mamés, mañana frente al Huesca, y después de que, al parecer, en la Junta Directiva presidida por Josu Urrutia, que el viernes presenció en directo el entrenamiento de los leones en Lezama, hayan causado cierto malestar como así se lo han debido transmitir a los propios afectados.

El marrón de ejercer de portavoz del vestuario le tocó a Óscar de Marcos, una de las referencias del grupo y una de las voces sensatas del mismo. El de Laguardia, ajeno a esos vídeos que se hicieron virales, tiró de un discurso conciliador y al mismo tiempo amparaba sobre todo a Williams, que en la víspera se vio obligado a difundir un comunicado en el que pedía perdón por el incidente con su pareja y a la vez denunciaba un “intento de extorsión” para que no se hiciera público el contenido de dicha cita. De Marcos protege a su compañero y pide centrarse en lo verdaderamente importante, el compromiso ante el equipo de Leo Franco, que en su estreno histórico en Primera División ya dio la campanada con el triunfo en Ipurua en la jornada inicial de este liga.

“El equipo intenta estar al margen de eso. Nos llega todo, pero desde tiempo atrás llevamos con muchos temas extradeportivos que no deben de afectar. El equipo tiene que estar unido y tirar para adelante”, subrayó el defensa ayer y añadió, respecto al affaire Williams, que “lógicamente no es fácil lo que le ha tocado pasar estos días, pero aquí estamos todos para arroparle. Ya se manifestó ayer (por el viernes) y no fue bonito, pero hay que pasarlo y ya está. Son cosas de pareja”. El lateral añadió que desconoce si el presidente, Josu Urrutia, habló con alguno de los implicados en su visita de ayer a Lezama. “Viene mucho por aquí. Es una persona con la que tenemos mucha relación, que trata con los jugadores y habla con todos. Si tuvo que hablar con alguien, lo haría en privado. Nos llevamos muy bien con él. Nos tiene aprecio, como nosotros a él, y cuando nos tiene que decir algo nos lo dice y listo”.

De Marcos quiere pasar página a estos hechos y puso acento en el matiz futbolístico, convencido de que el Athletic debe conseguir la segunda victoria consecutiva después de la firmada en el debut frente al Leganés: “Muchas veces cuesta ponerse a la par de esa intensidad que meten los recién ascendidos y por eso sufrimos los equipos que llevamos más años en Primera. No hay que menospreciar nunca al rival y ese respeto nos tiene que igualar en intensidad y a partir de ahí ir a por los tres puntos”. De Marcos subrayó que el triunfo del pasado lunes fue “muy valioso” porque además de permitirles empezar con éxito después de “bastantes años” les otorga una mayor “confianza” de cara a los siguientes encuentros.

Apretar, el objetivo

“A partir del 1-0 bajamos esa intensidad, pero nuestra idea es apretar, estar en campo rival, mandar en cada partido y mantener esa intensidad alta los noventa minutos”, apuntó al lateral antes de reconocer que necesitan mejorar en “muchos apartados”, uno de ellos la faceta defensiva. “Siempre que te hacen un gol suele ser por un fallo atrás. Son detalles que cuando se gana es el mejor momento para corregirlos porque duele un poco menos. Sabemos donde fue el fallo en el gol del Leganés y lo que tenemos que hacer”, explicó.

De Marcos, se alegró de que San Mamés volviera a vivir ante el Leganés un buen ambiente, a pesar del día y del horario, las 22.00 horas. “El año pasado la gente se fue desuniendo por nuestras actuaciones, es pura lógica. Este año todo el mundo, la afición y nosotros, vuelve con ilusiones nuevas y el lunes se notó. Eso le ayuda mucho al equipo”, destacó.

Secciones