Emocionaron ‘Badator Marijaia’ y ‘Txoria Txori’

Bilbao se vuelca con la danza de fuego

El espectáculo piromusical de Astondoa reúne a decenas de miles de personas junto a la ría

Aitziber Atxutegi - Domingo, 26 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. Bilbao se volcó con la danza de fuego y música sobre la ría. Decenas de miles de personas abarrotaron los muelles para seguir Su Dantza, el espectáculo piromusical de Astondoa, punto y final de la semana de fuegos en Aste Nagusia y colofón a los actos de celebración de este cuadragésimo aniversario. Pese al molesto sirimiri que hizo su aparición cuando apenas quedaban cinco minutos para iniciar el disparo, los espectadores no se quisieron perder la arriesgada apuesta para esta última noche de fiestas, toda una novedad en Bilbao.

Y es que, para las 21.00 horas, el muelle de Uribitarte era ya un hervidero de gente, pertrechados con mantas, bocadillos y refrescos para sobrellevar la espera: encontrar un hueco en la barandilla o el muro del paseo era ya prácticamente imposible. “Si quieres algo hay que sufrir”, se reían Carmen Llano y María Luz Aguirre, vecinas de Deusto. “Nos encantan los fuegos y los vemos todos los días. Así que no podíamos dejar de venir. Y desde atrás igual no ves bien”.

Los espectadores aullaron con los cohetes anunciadores;la expectación era total. Un efectista Badator Marijaia abrió el espectáculo, con fuegos algo descompasados;allí también sonó un emotivo Txoria Txori, quizá la pieza que más llegó al corazón, con preciosas piezas de colores flotando sobre la ría y mechas doradas y atronadoras formas acompañando el potente coro que entonaba los versos de Mikel Laboa. Y arrancaron tímidos bailes al son de Waterloo de Abba, con el olor a pólvora inundando ya toda la ribera. El humo deslució el final del espectáculo, en el que también se escucharon piezas de vals y rock sinfónico. El público, con ganas de emociones fuertes y enchufado desde el principio, quedó algo frío con el disparo. Y es que Bilbao no perdona una traca.