Bermeo acoge un evento científico sobre el atún rojo

Arrantzales pescan un ejemplar de atún rojo.

La asociación Bermeo Tuna World Capital impulsa una cita pionera que aúna investigación y deporte

C. Zárate - Lunes, 27 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BERMEO - En apenas un mes, Bermeo acogerá un evento científico pionero. El evento Bermeo Tuna Tagging Race, que se celebrará del 21 al 23 de septiembre, es una divertida manera de hacer ciencia que permitirá conocer mejor la situación del atún rojo en el golfo de Bizkaia.

La organización del evento corre a cargo de Tuna World Capital, asociación que impulsa la sostenibilidad del atún y que cuenta en esta ocasión con la colaboración científica de AZTI, organización también asociada. “Es la primera vez que, en el golfo de Bizkaia, se organiza una prueba deportiva de marcado de atún rojo con marcas electrónicas, dirigida a pescadores deportivos. Este evento científico promueve valores de respeto medioambiental y estimula el conocimiento científico entre los ciudadanos”, destacan los organizadores del evento.

De este modo, esta jornada de marcaje de atún rojo en el golfo de Bizkaia “pone en valor el esfuerzo del sector de pesca recreativa a favor de la sostenibilidad de las especies pesqueras y contribuye a estrechar lazos entre los aficionados a este tipo de pesca y la investigación pesquera que trabaja para preservar la biodiversidad y sostenibilidad marina”, exponen. Para ello, durante la jornada de marcado los pescadores recreativos buscarán lograr “el mayor número de marcados posibles para ganar la prueba”, añaden.

En concreto, el principal objetivo de la prueba es el marcaje electrónico -vía satélite- del atún rojo para que el personal científico de AZTI pueda hacer un seguimiento e investigar sobre la ecología y comportamiento de los túnidos en el interior del golfo de Bizkaia. “Los datos obtenidos aportarán un mayor conocimiento de la estructura del stock de atunes rojos y, por tanto, ayudarán a mejorar su gestión sostenible”, indican.

Medidas El evento de marcado consiste en la captura individual de ejemplares de túnidos o de otras especies, tomando una serie de medidas del propio ejemplar, como tamaño y peso, así como anotando la temperatura del agua y la fecha y posición del propio marcado. Una vez identificado el ejemplar mediante una marca, se procede a su devolución al mar. Posteriormente, si es recapturado se tomarán de nuevo los datos biológicos (talla, peso y sexo), los del medio (temperatura y posición) y los de la recaptura (fecha y posición).

“Si bien el marcado convencional es muy útil para observar en conjunto las pautas de movimiento de la población -por ejemplo, la situación en el marcado y en la captura-, este método no facilita información a escalas temporales finas, es decir, dónde fue el pez tras su liberación y recaptura o cualquier otro detalle sobre el comportamiento individual”, señalan. Es por ello que el Bermeo Tuna Tagging Race incorpora una novedad: el uso de las marcas electrónicas externas que se desprenden del animal, suben a la superficie y envían la información vía satélite a los investigadores;por lo tanto, para estas, no es necesario que haya una recaptura. “Las marcas electrónicas proporcionan, además, información más detallada y amplia, lo cual facilita una mejor comprensión de la biología de los túnidos, necesaria para una evaluación y ordenación eficaces”, agregan.

Por último, los científicos utilizarán la información que permitirá estimar aspectos de la biología de esta especie “como tamaño de la población, tasas de mortalidad, distribución geográfica, migraciones y tasas de migraciones, crecimiento y comportamiento”, sostienen. “Los datos obtenidos aportarán un mayor conocimiento de la estructura del stock de atunes rojos y, por tanto, ayudarán a mejorar su gestión sostenible”, concluyen.

Secciones