bilbao basket

Primeros pasajes de una nueva historia

El Bilbao Basket inicia la puesta a punto de su regreso a la LEB con la tarea de ensamblar nueve fichajes

Roberto Calvo - Lunes, 27 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

bilbao - El Bilbao Basket pone el reloj quince años atrás para dar inicio hoy a la preparación de la temporada que supondrá su regreso a la LEB Oro. Álex Mumbrú se estrena en el cargo de entrenador y ha convocado a su plantilla para una reunión previa en la que se marcarán las pautas a seguir en un curso que se presenta lleno de incertidumbres. Mañana y pasado tendrán lugar los reconocimientos médicos y llegará el contacto con la cancha, aunque algunos jugadores ya han trabajado por su cuenta para ir ganando tiempo, algo que le preocupa mucha al nuevo técnico.

Solo falta por concretarse un fichaje, el del jugador que cerrará el equipo en la posición de ala-pívot. Era el deseo de Mumbrú tener ya a todos los jugadores a su disposición, pero las gestiones aún están abiertas porque se quiere incorporar un jugador con experiencia.

Salvo Javi Salgado y el vinculado Unai Mendikote, todos serán nuevos en la plaza. Tomeu Rigo, Edu Martínez y Thomas Schreiner fueron los primeros en llegar y con el paso de los días de Aste Nagusia aterrizaron en Bilbao Iván Cruz, Jaylon Brown, Kevin Larsen, Ben Lammers y Osvaldas Matulionis, que fue el último en incorporarse el sábado a la noche. Son ocho fichajes, más el que falta, para que el Bilbao Basket empiece a construir desde hoy la nueva identidad que tendrá el equipo.

El dibujo de la plantilla presenta a jugadores expertos y conocedores de la LEB en las posiciones de perímetro y novatos en los puestos interiores. Sobre el papel, la dirección técnica y el entrenador han armado un bloque muy acorde a los tiempos actuales al poder juntar dos generadores de juego en los puestos de uno y dos, además de la capacidad resolutiva de Jaylon Brown, y acompañarlos con dos tiradores en los puestos de tres y cuatro y un cinco con capacidad para resolver cerca del aro, ya sea Lammers o Larsen.

Esta es la teoría, las intenciones que se deducen de los fichajes realizados, porque será la cancha la que dicte sentencia y en la tarea de ensamblar todas las piezas ocupará el Bilbao Basket una densa pretemporada, encaminada a llegar en las mejores condiciones al debut liguero ante el Oviedo. Hará falta paciencia y buen criterio porque lo que empieza hoy sí que es, de verdad, otra historia.