“El verano también aumenta las migrañas y las cefaleas”

El doctor Linazasoro asegura que para prevenirlas lo mejor es llevar una rutina de hábitos de vida

Lunes, 27 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - En verano es normal que aumenten los casos de cefaleas. Pero, ¿por qué ocurre esto? El especialista en Neurología de Policlínica Gipuzkoa, Gurutz Linazasoro, recuerda que “en verano hay muchos factores que pueden influir en la aparición de crisis migrañosas: días de viento sur, altas temperaturas, mayor exposición al sol y modificaciones en la pauta de alimentación, como pueden ser retrasar el horario de las comidas, beber pocos líquidos, favorecer la deshidratación y consumir más alcohol”. Y es que las migrañas o jaquecas son un tipo de cefalea en cuyo origen participan diversos factores genéticos, hormonales y ambientales.

El neurólogo afirma que las personas propensas a padecerlas tienen un mayor riesgo de sufrirlas, pero que nadie está exento de tener una crisis migrañosa o algún otro tipo de cefalea en verano. En este sentido, la OMS advierte de que la prevalencia mundial de la cefalea (al menos una vez en el último año) en los adultos es aproximadamente del 50%.

Entre la mitad y las tres cuartas partes de los adultos de 18 a 65 años han sufrido una cefalea en el último año, y de esa mitad, más del 30% ha padecido migraña.

Pero, ¿estos dolores se pueden prevenir? Según explica el neurólogo, “para prevenir las crisis de migraña, lo mejor es llevar una cierta rutina en las hábitos de vida. Dormir un número regular de horas o comer a las mismas horas es muy importante para ello. Además es bueno hidratarse, no exponerse demasiado al sol y no ingerir bebidas alcohólicas”.

Según datos de la Sociedad Española de Neurología, los casos de migraña crónica aumentan cada año un 3% debido a la automedicación y la falta de diagnóstico y tratamiento. Por eso, “si una persona sin antecedentes sufre una cefalea en verano, es conveniente que lo consulte con su médico” afirma el doctor. - DEIA