las declaraciones

Eduardo Berizzo: “Perdimos el control del partido”

Yeray, Raúl García y Dani García lamentan sobre el césped el gol del empate del Huesca.

Eduardo Berizzo lamenta el paso atrás dado por sus pupilos de manera “inconsciente” tras el 2-0 y subraya de cara al futuro que “el mando del partido tiene que ser siempre nuestro”

“Cuando creemos que tenemos algo ganado y cedemos el balón y la iniciativa del juego no nos manejamos con eficacia”

Arkaitz Aramendia - Martes, 28 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. El envite de anoche ante el Huesca, un recién ascendido sin temor alguno a desplegar su fútbol en San Mamés, dio pie al primer disgusto de la temporada en clave rojiblanca. En el aire y sujeto al análisis queda el grado de responsabilidad de Eduardo Berizzo, desafortunado en los cambios y a la espera aún de ver plasmado sobre el césped una propuesta futbolística con la que los leones no fueron capaces de imponerse al conjunto oscense, que hizo de la valentía su mejor arma para igualar un 2-0 en contra. Cuestionado al respecto, el técnico argentino lamentó que sus pupilos perdieran el control del juego tras el tanto de Yuri Berchiche.

“A partir del segundo gol perdimos el control del partido y era cuando más debimos asegurarlo. En la jugada del 2-1 metimos al rival en el partido y por ese descontrol tal vez nos terminaron castigando con un empate final. Toca aprender, porque nos podía haber pasado en el primer partido, aunque el castigo es mayor al darse un empate que nos deja contrariados”, analizó Berizzo, más satisfecho con lo observado en el primer tramo de la segunda mitad que en el primer acto, en el que “no jugábamos bien con las alturas en ataque, no llevábamos la pelota de lado a lado con velocidad y nos hicimos previsibles”. “En la segunda parte lo conseguimos con cambios de ritmo y pases más verticales”, apuntó el entrenador del Athletic.

Sobre las dificultades que encuentran los rojiblancos para mantener resultados favorables cuando dan un paso atrás, Berizzo aseguró que se trata de una cuestión de “confianza” y de “seguir desarrollando el plan de partido independientemente de cómo vayas en el marcador”. “Nuestra mejor versión para defenderse tiene que ser continuar atacando a pesar del 2-0. Cuando creemos que tenemos algo ganado y cedemos el balón y la iniciativa, no nos manejamos con eficacia”, analizó asimismo el técnico de Cruz Alta, quien incidió de cara al futuro que “el mando del partido tiene que ser siempre nuestro”. Cuestionado por la motivación del cambio de Ander Iturraspe por Iñigo Córdoba con 2-0 en el marcador, Berizzo indicó que su objetivo radicaba en ganar consistencia en el centro del campo y “control” ante el “desgaste” acumulado por Dani García en “funciones defensivas”.

La sustitución, que en absoluto mejoró al equipo, se produjo para más inri en el córner con el que el Huesca hizo el 2-1, un cambio poco habitual en estrategia defensiva que se debió a que “Ander (Iturraspe) es mejor cabeceador que Óscar (De Marcos), que fue al rebote, pero el gol no fue por eso, porque nos sorprende un disparo de fuera”.

Con la titularidad de Raúl García en el centro del campo en detrimento de Unai López, el preparador argentino buscó “no perder un hombre en la organización del juego y ganar capacidad de llegada desde atrás”, según confesó el propio Berizzo, quien remarcó que el fútbol “es un aprendizaje continuo” después de incidir en que cuenta con todos los jugadores que permanecen en la plantilla, por lo que “puede haber movimientos, pero no por mí”. También recalcó el argentino que espera que el partido del sábado ante el Rayo Vallecano se dispute finalmente: “Para mí lo más conveniente es que juguemos resolviendo la condición de local. Soy partidario de jugar y si tenemos que cambiar la localía, es una opción, aunque también existe la opción de jugar en otro estadio”.

Leo Franco, orgulloso

La otra cara de la moneda ayer la protagonizó Leo Franco, entrenador del Huesca, quien calificó el punto sumado en San Mamés como “meritorio” y “admirable” por la capacidad de reacción de sus pupilos.

Secciones