"satisfactoriamente"

Zabalgarbi cumple con su autorización ambiental

Asier Abaunza.

Abaunza sostiene que no se debe tomar ninguna medida al no haber riesgo

Ane Araluzea - Martes, 28 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. La planta incineradora Zabalgarbi cumple “satisfactoriamente” con las condiciones de autorización ambiental en el máximo de los grados. Así lo defendió ayer Asier Abaunza, concejal de Obras, Servicios, Rehabilitación Urbana y Espacio Público, durante una comparecencia en la que respondió a EH Bildu sobre la acumulación de arsénico detectado en el entorno de Kobetamendi según un informe de Tecnalia. El edil sostuvo que dado que los informes de inspección son favorables, “no hay ningún riesgo que requiera ninguna medida complementaria o adicional”. Por ello, instó a los grupos de la oposición a que no causaran alarma social, ya que “con la salud pública no se juega, porque se atemoriza a la ciudadanía”.

Según detalló el edil, el programa de vigilancia promovido por la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno vasco -entidad competente en la materia- se puso en marcha incluso antes de que la incineradora abriera. Desde 2002 se viene realizando con distinta periodicidad. “El seguimiento es semestral en el caso del suelo y del agua superficial y las campañas de la calidad del agua son trimestrales”, puntualizó sobre los informes que se envían a Lakua. Además, la inspección de la Viceconsejería cursa visitas en las que también participan funcionarios municipales. “Estamos informados de primera mano de todo cuanto acontece”, sostuvo.

Izaskun Guarrotxena, edil de EH Bildu, afirmó que del informe de Tecnalia se desprende el aumento de arsénico en suelo y en la vegetación. “Concretamente son 34 miligramos cuando el techo está en 30 en el suelo”, aseguró la edil, quien defendió que son “conscientes de que esa concentración está aumentando”. Por ello, apostó por conocer por qué se está dando y las consecuencias que pueden derivar para la salud. Asier Abaunza respondió que en 16 años, “de las 851 muestras, hay una que sube un poco”. Por ello, afeó que de ahí se extraiga la conclusión de que “hay un grave problema”. En ese sentido, consideró que es “una cuestión política” y solicitó que “no se saque de madre esta cuestión”, ya que “los motores diésel también emiten arsénico”.

Por su parte, Samir Lahdou, de Goazen Bilbao, se manifestó favorable a otro modelo de tratamiento de residuos. “Si hay una muestra de que el arsénico está subiendo es algo a tener en cuenta”, sostuvo. En esa misma línea, Carmen Muñoz, de Udalberri, consideró que “los gases y las emisiones de las incineradoras provocan contaminación;Zabalgarbi no es una excepción”. Por último, el concejal del PP Luis Eguiluz se desligó del resto de los grupos de la oposición al afirmar que “todas las soluciones tienen un problema, ya que en ningún caso existe el vertido cero”. En cualquier caso, se mostró de acuerdo con reducir los periodos de control.

Secciones