en el mes de agosto

Chiringuitos y bares cercanos a las playas hacen caja

Belén Cáceres, camarera del chiringuito de la playa de Arrigunaga, atiende a un cliente. (Pablo Viñas)

Chiringuitos y bares cercanos a las playas hacen caja durante este mes

Un reportaje de Yaiza Pozo - Miércoles, 29 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

No estaba todo perdido. A mediados de julio todos los vizcainos se echaban las manos a la cabeza pensando que no volverían a darse un chapuzón en las playas de la costa. Pero por suerte, las buenas temperaturas y la presencia de anticiclones han acompañado a los bañistas todo el mes de agosto. El arenal de Arrigunaga, uno de las más concurridas, ha sido testigo de este hecho así como su chiringuito y los comercios hosteleros cercanos a la zona.

Todos están de acuerdo en que han hecho caja, al contrario que la temporada anterior. “El año pasado en estas fechas no tuvimos tanto trabajo. Este mes de agosto hemos abierto de lunes a domingo e incluso hemos llegado a cerrar a la una de la mañana por todos los bañistas que vienen”, aseguro Belén Cáceres, camarera del chiringuito de Arrigunaga. Los bañistas no dudaron en aprovechar la mañana de ayer para darse un chapuzón en las playas de Bizkaia. Sabían que por la tarde se nublaría y que comenzaría a llover hasta dejar los arenales desiertos. Por eso, a primera hora de la mañana ya podían verse las primeras sombrillas. Pero el mal tiempo, por suerte, no se queda, mañana el sol vuelve a hacer acto de presencia. “Siempre vengo a esta playa porque la tengo cerca de casa y he percibido que, sobre todo la gente joven, viene a darse un baño y les da igual que el día esté nublado. En junio empecé a venir porque acabé exámenes pero el tiempo no acompañó”, dijo Marina Nido que reside en Algorta.

La afluencia de gente ha beneficiado al propio chiringuito del arenal getxotarra así como a los comercios hosteleros cercanos a la zona. “Este año hemos abierto mucho antes que el año pasado y aún no sabemos cuando vamos a echar el cierre. Quizá cuando empiece el frío”, comentó Cáceres. Mientras, seguirán aprovechando para llenar el chiringuito de vizcainos y turistas para que disfruten “de la brisa del mar”.

La gran mayoría que acude a la playa busca un momento de relax antes de volver a la rutina. “Yo vendré hasta que empiecen las clases. Hay que aprovechar porque durante el año no se puede venir y hay que esperar hasta el próximo año”, declaró por su parte, Ane Markaida, una joven estudiante que tiene la playa a un paso de su casa así que ha podido percibir de primera mano la multitud de gente que se ha acercado hasta este arenal.

Más beneficios

Los bares cercanos a las playas de la costa también han hecho el agosto. Y nunca mejor dicho, porque han notado cómo sus beneficios han aumentando casi el doble teniendo en cuenta la poca gente que tuvieron el pasado mes de julio. Este es el caso de Lunabar, una taberna ubicada en Arrigunaga. “Este año hemos tenido mucha gente. Hablábamos estos días que tenemos ganas de que acabe el verano porque ha sido alucinante. Sobre todo este mes de agosto”, confesó Fernando González, camarero del bar que lleva abierto desde hace siete años. El pasado año no se caracterizó por el buen tiempo. Es por eso que este mes, tanto los bañistas como los hosteleros, se encuentran contentos por las buenas temperaturas así como por la subida de ventas. Es por eso que todos esperan que el próximo año supere a este porque el sol, en Bizkaia, no suele animarse a salir lo suficiente.

Secciones