entradas agotadas en los musicales

Cuando la música triunfa en el teatro

'Adiós Arturo' o ' La familia Addams' son ejemplo del tirón de los musicales, género ligado a Andrew Llody Webber

Un reportaje de Andrés Portero - Miércoles, 29 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Billy Elliott, Michael Jackson I want u back, Bollywood, Viva Broadway, La llamada, Remember Queen, Supercalifragilístico, Dirty dancing, West Side Story... Son solo algunos de los musicales que oferta Madrid actualmente o en las semanas próximas. Y en Bilbao, Adiós Arturo del grupo La Cubana ha competido con La familia Addams en Aste Nagusia. El musical tiene su público y el género va indisolublemente ligado a Andrew Llody Webber, un autor del que se ha aprovechado su 70º aniversario para agrupar canciones de Cats, Jesucristo Superstar, El fantasma de la ópera o Evita, cantadas por diferentes artistas como Gregory Porter, Barbra Streisand, Beyoncé, Lana del Rey o Madonna, entre otros.

La antología, titulada Andrew Lloyd Webber: The Platinum collection (UMC/Polydor), se ha publicado en formato de doble CD y en una caja con cuatro compactos que se presenta como “la colección definitiva del señor de los musicales”, e incluye, en el segundo caso, un libro de 40 páginas con una introducción personal escrita por el propio compositor y notas en profundidad sobre cada tema, escritas por el respetado crítico teatral y biógrafo de Webber, Michael Coveney, junto a tributos redactados por Barbra Streisand y Glenn Close.

“Su música ha enriquecido el teatro musical de múltiples maneras”, explica Streisand, que grabó With one look y As if we never said goodbye, del musical Sunset Boulevard. Por su parte, Close destaca que “mi vida cambió” con Webber, ya que “con él aprendí a cantar”. También participó en la adaptación musical de la película original de Billy Wilder. “Andrew es un genio, me siento bendecida por ser una de sus acólitos más devotos”, apostilla.

Rey del musical

Webber, que ha revisado personalmente esta antología, es uno de los compositores más exitosos del último medio siglo y muchos de sus musicales se han trasladado con éxito a la gran pantalla. De hecho, es el segundo músico vivo más rico del mundo, con más de mil millones de dólares de fortuna personal, siendo superado sólo por Paul McCartney. El pasado año, el londinense se convirtió en la única persona en igualar el récord de 1953 de Rodgers y Hammerstein de contar con cuatro representaciones activas simultáneas en Broadway.

The Platinum Collection, que se ha editado como celebración del 70º cumpleaños de Webber, agrupa desde sus primeros trabajos de finales de los años 60, como Joseph and the amazing technicolor dreamcoat, a su más reciente musical, School of rock, y agrupa rock, pop, jazz, música clásica, electrónica, ópera... “Le debo un enorme gracias a todo el mundo involucrado”, según Webber. “Gran parte del trabajo ha consistido en hacer la selección de los temas que han compuesto mi carrera de casi 50 años. Me trae un montón de recuerdos y han hecho a este viejo compositor muy feliz”, explica.

Amplio espectro

La repercusión lograda por Webber en el último medio siglo resulta clarividente cuando se observa la larga y ecléctica nómina de artistas involucrados en el recopilatorio, del que Webber reseña el repertorio incluido en el cuarto disco de la caja, en el que participa la Original London Orchestra. “Me encantan en especial los nuevos temas y adoro las partes orquestales. No hay nada que le guste más a un compositor que escuchar sus melodías siendo tocadas por una fantástica orquesta”, indica el compositor.

Son canciones de musicales que permanecen en el imaginario colectivo de varias generaciones, ya que pertenecen a musicales como Cats, Jesucristo Superstar, Evita, El fantasma de la ópera, Escuela de rock... Temas como Superstar, Oh what a circus, Memory, Don’t cry for me Argentina, Amigos para siempre o The music of the night, interpretadas por Barbra Streisand, Beyoncé, Donny Osmond, Gregory Porter, Lana Del Rey, Madonna, Michael Ball, Michael Crawford, Nicole Scherzinger, José Carreras o Sarah Brightman, quien fuera esposa de Webber.