Birmania rechaza las acusaciones de la ONU

Aung San Suu Kyi.

Naciones Unidas acusa a Rangún de “genocidio” por la operación de 2017 contra los rohinyás

Jueves, 30 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bangkok - El portavoz del Gobierno de Birmania (Myanmar), Zaw Htay, rechazó ayer un informe realizado por investigadores de la ONU donde se apunta que existen elementos de “genocidio” en la operación militar efectuada hace un año contra la minoría rohinyá.

“Nosotros no permitimos la entrada a Birmania de representantes la Misión Internacional de Investigación de la ONU, por eso no aceptamos ni estamos de acuerdo con cualquier resolución tomada por el Consejo de Derechos Humanos”, declaró el portavoz.

Más de 700.000 rohinyás huyeron a Bangladés a raíz de la campaña de represalia encabezada por el Ejército birmano e iniciada el 25 de agosto de 2017 tras el ataque de un grupo insurgente rohinyá contra una treintena de puestos fronterizos oficiales.

pREMIOS DE CONCIENCIA Y pAZ Ante esta situación, el grupo parlamentario liberal ALDE en el Parlamento Europeo instó ayer a este organismo a retirar el premio Sájarov a la libertad de conciencia a la líder de facto de Birmania Aung San Suu Kyi por su “falta de liderazgo moral y de compasión” en la operación contra los rohinyás. El Comité Noruego, por su parte, aclaró que no puede retirar el premio Nobel de la Paz. - Efe/E. P.

Secciones