Sexo en la Iglesia

Envío de cartas a iritzia@deia.eus - Jueves, 30 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Alguien muy enfadado por las noticias, dijo un día : yo ahorcaría al último cura, con las tripas del último obispo. Esto es de muy mal gusto, pero gráfico.Y es que a veces, las malas noticias sobre algunos eclesiasticos y sus abusos, presuntos o evidentes, con menores o mayores;en Irlanda, Estados Unidos y en otros muchos países, tambien en España, hacen que muchas personas se aparten de la Iglesia. Pero no hay que preocuparse, el que tiene fe de verdad, no la pierde ni por el clero, ni por esos abusos, ni por las supuestas riquezas y trampas del Vaticano ni por nada. Basta con leer y estudiar seriamente la Biblia y especialmente el Nuevo Testamento. Allí ya estan los doce haciendo trampas. Uno, Pedro le niega, y más adelante siendo Papa disimula por vergüenza ajena con unos alimentos prohibidos;Tomás incrédulo, Judas traidor, Pablo pedante, muchos discípulos que se rajan y abandonan el camino

El mensaje fundamental está en Jesús: cuando él navegaba dormido por el lago en una frágil barca con los doce, se desató una espantosa tormenta, igual que ahora. Le despertaron y solo con su voz cesó la tormenta.Entonces les dijo: Hombres de poca fe ¿por qué habéis dudado ?

Pienso que la solucion es la fe de cada uno, que mueve montañas, porque yo, por lo menos, creo a pesar de pesares.